Connect with us

Más de Honduras

El Victoria y sus descensos: 1970, 2003 y 2016

El Club Deportivo Victoria, fundado el 15 de noviembre 1935 en la ciudad de La Ceiba, oficialmente es el equipo que deja la Liga Profesional de Honduras al terminar el Clausura 2015-20016 y ‘coronar’ una de sus peores campañas en Liga Nacional.

Lo que se veía venir se concretizó el domingo 10 de abril al ganar Real España el clásico sampedrano y matemáticamente salvarse del descenso al superar la cantidad de puntos que podría sumar el cuadro Victoria en las restantes cuatro jornadas de Liga.

Una débil administración, directivos improvisados, con falta de visión provocó el desenlace doloroso para la afición de la “jaiba brava”, se añoran los viejos tiempos de dirigentes visionarios como César Nasthas, Carlos Fiallos, Miguel J. Kawas (QDDG), Héctor Godoy, Héctor Mejía, Jorge Rápalo y toda la vieja guardia que se apartó de la administración del club. Otra causa es la baja calidad futbolística de sus jugadores en las últimas dos temporadas, quedándoles muy grande la playera azul y blanco, pero allí también falló la escogencia del entonces entrenador Jorge Ernesto Pineda, quien en esta ocasión no acertó y se fracasó en el proyecto, ya que sus sustitutos Horacio Londoño y Jorge “Teddy” Lozano fueron incapaces de enderezar el ‘timón’, y todo esto desembocó en un descenso cruel porque hasta la afición se despareció por arte de magia.

DESCENSOS EN 46 AÑOS
Victoria no tuvo el privilegio de ser fundador de la Liga Nacional en 1965, al no clasificarse en el torneo previo a la creación de la misma y le costó llegar a la misma, a pesar del prestigio de ser el primer campeón amateur de Honduras en 1947 al vencer al Motagua en Tegucigalpa.

1970. El primer once descendido del Victoria en 1970: Gil Martínez, Óscar García (padre de Boniek García), R. Castillo, Manfredo Reyes (padre del periodista de La Ceiba), Luis Alonso Metzgen y Eduardo Flashie. Agachados: “Jotín” Lanza, J. Moncada, Carlos Romero y Gerardo García.

1970. El primer once descendido del Victoria en 1970: Gil Martínez, Óscar García (padre de Boniek García), R. Castillo, Manfredo Reyes (padre del periodista de La Ceiba), Luis Alonso Metzgen y Eduardo Flashie. Agachados: “Jotín” Lanza, J. Moncada, Carlos Romero y Gerardo García.

Fue hasta 1967 que ganan el derecho participar en Liga Nacional al dejar en el camino al Federal, debutando el 7 de abril de 1968 en el estadio Ceibeño al vencer 3-2 al Caty Deportivo Honduras de El Progreso (hoy Honduras) con goles de Jotín Lanza, “Vayoy” Hernández y Vilorio. Goles progreseños de Alfredo Hawit y Pedro Deras.

Su estadía en la Liga fue de apenas tres años en su primera incursión, ocupando la séptima posición en 1968, octava en 1969 y descendiendo en 1970 con el entrenador Víctor “Motor” Bernárdez. Se despidieron esa vez perdiendo en Tegucigalpa ante Motagua, con solitario gol de Tomás Máximo, en partido realizado el 7 de marzo de 1971.

No fue fácil para los “jaibos” volver a Liga Nacional, pasaron cinco años para que llegaran en forma invicta y con un récord de imbatibilidad de su portero Dagoberto Tejeda, venciendo en la final al recordado Curacao de Tegucigalpa. Su regreso a Liga Nacional se produjo el 20 de febrero de 1977 derrotando 1-0 al Marathón, en el estadio Morazán, con gol anotado por Roberto “Robot” Bailey.

2003. El equipo descendido en 2003 que inició el Clausura empatando sin goles en Santa Bárbara ante Real Patepluma. De pie: Óscar Sorto, Carlos Lino, Miguel Mariano, Mario Chávez, John Bodden y José García. Agachados: Reynaldo Pineda, Hesler Phillpphs, Carlos Morán, Luis Lagos y Roberto Bernárdez.

2003. El equipo descendido en 2003 que inició el Clausura empatando sin goles en Santa Bárbara ante Real Patepluma. De pie: Óscar Sorto, Carlos Lino, Miguel Mariano, Mario Chávez, John Bodden y José García. Agachados: Reynaldo Pineda, Hesler Phillpphs, Carlos Morán, Luis Lagos y Roberto Bernárdez.

Entre 1977 y 2003 el Victoria tuvo muy buenas campañas, incluida la liga ganada en la temporada 1994-1995, con el uruguayo Julio César González, pero tuvo algunas no tan buenas, aunque siempre fue un equipo de los llamados estables, hasta que el cambio generacional no lo hicieron a tiempo y se complicaron en el Clausura 2003, descendiendo por un punto (39-38) en favor del desaparecido Real Patepluma (antes Real Maya) de Santa Bárbara. El equipo “jaibo” en ese tiempo fue dirigido por Luis Tejeda en la parte final, aunque inicialmente trabajaron Hernán García y Rubén Guifarro.

En esa ocasión el equipo no jugó en la Liga de Ascenso, ya que su patrocinador a través de su presidente César Nathas compró la categoría del Honduras Salzburgo de El Progreso. Su despedida en Liga fue el 10 de mayo del 2003 lo hizo venciendo al Vida 3-2 en el clásico ceibeño con goles de Walter Martínez, Máximo Arzú y Roberto Bailey, Jr. Descuento cocotero de Clayton de Oliveira y Luis Perdomo.

13 años después se repite la historia, después de buenas campañas, incluidas dos finales perdidas ante Olimpia bajo el mando técnico de Jorge Pineda y el argentino Héctor Vargas, el equipo sufre nuevamente el problema de jugadores, sumada a la crisis de directivos y se van al descenso sin discusión y sin esperanzas de comprar categoría (lo prohíbe la nueva legislación deportiva) y tampoco se cree exista un grupo de aportantes que planifiquen un regreso rápido a la profesional, por lo que el futuro es muy incierto para uno de los equipos más antiguos del fútbol nacional.

Por: Geovanni Gómez
Más

Deja tu comentario

Recomendamos - Más de Honduras