Connect with us

Fútbol Internacional

La interminable decadencia de Inter y Milan, dos clásicos del fútbol italiano

Resultados decepcionantes, fichajes incoherentes y situación financiera frágil: el AC Milan y el Inter, dos gigantes del fútbol italiano, están muy lejos de lo que fueron y todo parece indicar que volverán a quedarse sin jugar la Liga de Campeones la próxima temporada.

Para ver el próximo partido de Champions que se disputará en el estadio de San Siro habrá que esperar al próximo 26 de mayo, en la final del torneo europeo más importante, pero no se debe contar para ello con los dos equipos de la capital lombarda, ya que el Milan no disputa esta competición desde la temporada 2013-2014 y el Inter no lo hace desde la 2011-2012.

Ese tiempo es toda una eternidad para una ciudad que cuenta con 10 títulos de campeón de Europa (siete para el Milan y tres para el Inter) y este periodo de sequía no parece tener fin a corto plazo, ya que si no hay una remontada improbable del Inter antes del final de la Serie A, los dos equipos jugarán la próxima temporada, como mucho, en la Europa League.

“Me gustaría ver al Milan en la final de la Liga de Campeones”, lamentó el jueves Barbara Berlusconi, vicepresidente del club e hija de Silvio Berlusconi, exjefe del gobierno italiano y propietario del club desde hace 30 años.

A la espera de ello, el club rossonero recibirá este sábado a la Juventus, uno de sus históricos rivales y que camina hacia su quinto Scudetto consecutivo. Para el Milan el objetivo es evitar que el Sassuolo le arrebate la sexta plaza.

Noveno y octavo en las dos últimas temporadas, el Milan parecía ambicioso en agosto, cuando fichó a jugadores por un alto precio, como en los tiempos en los que todas las estrellas soñaban con lucir su elástica.

El colombiano Carlos Bacca ha marcado 14 goles, lo mínimo exigible para un jugador por el que el Milan pagó 30 millones de euros al Sevilla. Además el centrocampista Andrea Bertolacci, fichado del Génova por 20 millones, ha jugado muy poco y el regreso de Mario Balotelli ha sido, como era de esperar, un enorme fiasco.

– Consecuencias económicas –
También es decepcionante el juego del equipo, algo previsible con Sinisa Mihajlovic como entrenador, cuya figura está muy alejada de un Arrigo Sacchi o un Pep Guardiola.

Su filosofía de juego es mucho más terrenal. El Milan de ‘Miha’ es luchador, pero carece completamente de brillantez y de personalidad.

En el Inter las ambiciones también han ido progresivamente decayendo. Empujado por una ola de partidos ganados 1-0, el equipo llegó a ser líder y a creer en el título. Luego se chocó con la realidad y se fijó el Top-3 como objetivo, aspiración que ahora parece descartada al encontrarse a ocho puntos del podio.

A la pérdida de influencia deportiva, la travesía en el desierto de los dos grandes de Milan (18 Scudettos cada uno) tiene consecuencias económicas cada vez más graves.

Según las cifras publicadas a principios de marzo por La Gazzetta dello Sport, el Inter y el Milan fueron los peores alumnos del Calcio en el curso 2014-2015, con pérdidas de 140 y 91 millones de euros respectivamente, muy lejos de los 30 millones autorizados por la UEFA en el marco del fair-play financiero.

Ya sancionado el año pasado, el Inter está vigilado y podría sufrir una sanción para fichar, después de haber incorporado el pasado verano por 40 millones de euros al francés Geoffrey Kondogbia, cuyo rendimiento ha estado por debajo de lo esperado.

Ambos clubes necesitan financiación. Erik Thorir, el propietario indonesio del Inter, busca inversiones en China, mientras que Berlusconi sigue negociando con el empresario tailandés Bee Taechaubol, que podría adquirir el 48% del club por 480 millones de euros.

Si la operación no sale adelante, Berlusconi tiene un plan B de marcado acento ‘low-cost’: contar con jóvenes italianos para formar su equipo.

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Internacional