Connect with us

Automovilismo

Toyota presenta el nuevo TS050 HYBRID

oyota Gazoo Racing ha presentado hoy el nuevo TS050 HYBRID, el coche con el que disputará la temporada 2016 del Mundial de Resistencia (WEC) y las 24 Horas de Le Mans.

El nuevo coche llega tras una complicada defensa en 2015 de sus títulos del Campeonato Mundial de Resistencia, de modo que Toyota se ha fijado unos complejos objetivos de rendimiento para volver a competir una vez más al frente del competitivo WEC, donde también participan fabricantes de híbridos de la LMP1 (máxima categoría de los Le Mans Prototype), como Porsche y Audi.

Este TS050 HYBRID es el tercer nuevo vehículo de Toyota desde que empezó a participar en el WEC en 2012 y ha sido presentado públicamente en el circuito de Paul Ricard, en el sur de Francia.

Toyota explica en una nota de prensa que el coche presenta un cambio de concepto sustancial en torno a la motorización, ya que en esta ocasión se trata de un motor de gasolina de 2.4 litros V6, con doble turbo e inyección directa, que se combina con un sistema híbrido encuadrado en la categoría de 8 Megajulios, ambos desarrollados por la División de Desarrollo de Unidades Automovilísticas del Centro técnico de Higashi-Fuji.

Los técnicos de Toyota aseguran que un motor turbo de nueva generación con inyección directa se ajusta mejor a la normativa actual, que limita el caudal de carburante que entra en el motor, y ofrece la oportunidad de mantener la transferencia de tecnologías y conocimiento del circuito a los vehículos de carretera.

Como en los turismos de la marca japonesa, los motores generadores delanteros y traseros recuperan energía al frenar, la almacenan en una batería de ión de litio de gran potencia y la liberan como propulsión con la máxima eficiencia.

Gracias al cambio de almacenamiento del supercondesador a la batería, el TS050 HYBRID puede subir a la categoría híbrida 8MJ, de mayor potencia.

El coche cuenta con un potencia de 500 caballos procedentes del motor de gasolina, que se completan con otros 500 del sistema eléctrico, lo que arroja una potencia combinada de 1.000 caballos.

El TS040 HYBRID, equipado con motor atmosférico, ya se utilizó como referencia de rodaje, y contribuyó a los vehículos de carretera actuales y ahora que los motores turbo se emplean cada vez más en carretera, Toyota espera utilizar la tecnología y el conocimiento acumulado en el WEC para crear turismos cada vez mejores.

Un nuevo concepto de motorización conlleva distintas demandas de refrigeración y estructura, además de una nueva transmisión para manejar el incremento sustancial del par desarrollado por el motor turbo.

Estas premisas, en combinación con un nuevo concepto aerodinámico, significa que prácticamente todos los componentes del chasis del TS050 HYBRID han sido rediseñados por Toyota Motorsport GmbH en Colonia (Alemania).

Los componentes del motor también han desempeñado su papel en la mejora del comportamiento aerodinámico del TS050 HYBRID; al reubicar la unidad del motor-generador delantero, se ha conseguido un mejor paso del aire por debajo del vehículo, lo que contribuirá al rendimiento global. La cinemática de la suspensión también se ha revisado para optimizar el desgaste del neumático.

El equipo, que cuenta con varias caras nuevas, ya ha estado probando el TS050 HYBRID e intentando maximizar sus prestaciones y su fiabilidad; para ello, ha recorrido más de 22.000 km con resultados positivos. La próxima prueba llega en Paul Ricard el 25-26 de marzo, mientras que la temporada de nueve carreras del WEC arranca en Silverstone el 17 de abril.

El equipo de Toyota para el WEC y las 24 Horas de Le Mans está formado por el TS050 HYBRID número 5, con los campeones del mundo 2014, Anthony Davidson y Sébastien Buemi, que vuelven a sumar fuerzas con el ganador de la pole position en Le Mans, Kazuki Nakajima, para formar una alianza más potente.

El múltiple ganador de la pole position en Le Mans, Stéphane Sarrazin, vuelve a aliarse con Mike Conway, vencedor en pruebas del WEC, en el coche número 6. Completa el trío Kamui Kobayashi, podio en la Fórmula 1, tras un tiempo como piloto de pruebas y de reserva.

Si bien Toyots no tiene ningún piloto oficial de pruebas y de reserva este año, el joven piloto japonés Ryo Hirakawa formará parte del equipo, como miembro del Programa de jóvenes pilotos de Toyota (TDP).

Ryo, piloto de carreras en la Super GT japonesa y antiguo campeón de la Fórmula 3 en Japón, pilotará también un vehículo LMP2 en la Serie europea de Le Mans con el equipo TDS Racing.

Toyota compitió por primera vez en el Campeonato Mundial de Resistencia (WEC) en 1983, e inició un largo periodo de participación en carreras de resistencia.

Desde 1985, los vehículos Toyota han competido en 17 ediciones de las 24 Horas de Le Mans, y han quedado segundos en cuatro ocasiones (1992, 1994, 1999 y 2013).

Toyota empezó a participar en el nuevo WEC en 2012, combinando los conocimientos del Centro técnico de TOYOTA, donde se desarrolla el sistema híbrido, con el apoyo y las instalaciones de Toyota Motorsport GmbH para el desarrollo del chasis.

El equipo multinacional tiene su base en Colonia (Alemania), y cuenta con ingenieros del departamento de automovilismo y sistema híbrido, que vuelven a llevar la tecnología y los conocimientos al desarrollo de vehículos de carretera.

Desde 2012, Toyota ha conseguido nueve ‘pole positions’ y ha ganado ocho carreras, además de acabar en el podio en un total de 23 ocasiones.

En 2014, el equipo ganó los Campeonatos mundiales de pilotos y de fabricantes con el TS040 HYBRID, y un año más tarde TOYOTA celebraba sus 30 años desde la primera inscripción en Le Mans.

Toyota Motorsport GmbH combina su papel en el proyecto del WEC con sus otras actividades, como el suministro de un motor del Campeonato Mundial de Rallys para la vuelta de TOYOTA a la categoría en 2017, así como los servicios de ingeniería y las actividades automovilísticas para clientes.

Deja tu comentario

Recomendamos - Automovilismo