Connect with us

Fútbol Americano

Los Texans fichan a Brock Osweiler como mariscal de campo estelar

El esperado fichaje estelar por parte de los Texans de Houston llegó la pasada noche cuando se confirmó que el mariscal de campo Brock Osweiler acordaba la firma de un contrato por cuatro temporadas y 72 millones de dólares, incluidos 37 que estarán garantizados.

La noticia del fichaje de Osweiler, que llegó esta noche a Houston para trabajar ya con la organización de los Texans, también estuvo acompañada de otro para la ofensiva con el excorredor de los Dolphins de Miami, Lamar Miller.

El nuevo corredor de los Texans, que firmó por cuatro temporadas y 26 millones de dólares, tendrá 14 millones de dólares garantizados.

El acuerdo de Osweiler fue reportado en primera instancia por NFL Network, dejando atrás a los actuales campeones del Super Bowl, los Broncos de Denver.

“La oportunidad de formar parte de los Texans era algo que no podía dejar pasar”, declaró Osweiler a su llegada a Houston. “Lo que veo con este equipo es algo especial y estoy convencido que la organización trabaja para lograr algo grande por lo que estoy listo y ansioso de comenzar a trabajar desde este mismo momento”.

Osweiler acumuló marca de 5-2 en temporada regular con los Broncos después que sustituyó en la titularidad al lesionado Peyton Manning y ahora se convierte en el décimo pasador mejor pagado de la NFL.

La llegada de Osweiler permitirá a los Texans mejorar el rendimiento en la posición de mariscal de campo que el año pasado fue su talón de Aquiles.

El dueño de los Texans, Bob McNair, ha demandado públicamente que el equipo te tenía que reforzar en esa posición, pero hasta ahora había trabajado a través del sorteo universitario sin que le haya funcionado.

En la temporada baja del 2015, Houston firmó a Ryan Mallett y Brian Hoyer a contratos de nivel de reserva, y luego permitió a los veteranos competir por el puesto titular.

Hoyer ganó el puesto, pero tiró interceptación en su primer pase de la temporada y durante el partido fue enviado al banquillo por el entrenador en jefe de los Texans, Bill O’Brien, que lo reemplazó con Mallett como titular para los siguientes cuatro encuentros.

Mallett se fue 1-3 y perdió el puesto ante Hoyer durante su cuarta salida de inicio. O’Brien dijo más tarde que no debía haber enviado a Hoyer a la banca tan rápidamente.

Los Texans salieron con cuatro pasadores distintos a lo largo de su temporada de 9-7, usando a Hoyer, Mallett y los fichajes de media campaña, T.J. Yates y Brandon Weeden.

Osweiler inició siete encuentros durante el 2015 tras reemplazar al ya retirado Manning, quien se recuperaba de una lesión en la fascia plantar del pie izquierdo, pero el exmariscal de campo ganador de cinco premios de Jugador Más Valioso (MVP) y dos títulos de Super Bowl recuperó la titularidad en la competición de los playoffs.

Los Broncos habían trabajado duro desde que ganaron el Super Bowl 50 para retener a Osweiler, preparado para ser el titular del futuro desde que fuera fichado en la segunda ronda del sorteo universitario del 2012, el mismo año que llegó Manning al equipo como agente libre.

No fue posible retenerlo por el mayor dinero que le han ofrecido los Texans.

Osweiler, de 25 años de edad, esperó hasta la campaña del 2015 para iniciar su primer encuentro de temporada regular en la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

El entrenador en jefe de los Broncos, Gary Kubiak, que antes dirigió a los Texans, dijo durante el Combinado de Talento que mientras la espera alargada podría haber afectado a Osweiler, podría haber también ayudado al pasador en su desarrollo.

Osweiler probablemente pasó más tiempo con Manning a lo largo de las últimas cuatro campañas que cualquier entrenador o jugador en las instalaciones del club en Dove Valley.

El nuevo mariscal de campo de los Texans ha reconocido siempre que deseaba la titularidad y creía que podía con ella, pero agregó que “no deseaba desperdiciar un momento de trabajo con Peyton”.

Los Broncos se fueron 5-2 en partidos iniciados por Osweiler en el 2015, aunque fue sacado durante el tercer periodo del cierre de temporada regular.

Dos de los triunfos de Osweiler ocurrieron en tiempo suplementario, ante los Patriots de Nueva Inglaterra y los Bengals de Cincinnati, lo que ayudó a los Broncos a quedarse con la ventaja de locales en la fase final.

Osweiler finalizó la campaña con 1.967 yardas pasando con 10 touchdowns y seis interceptaciones. Tuvo tres partidos con al menos 296 yardas aéreas, derrotas ante los Raiders de Oakland Raiders y los Steelers de Pittsburgh, junto al triunfo sobre Cincinnati.

Posiblemente la única preocupación es el número de capturas que admitió Osweiler la temporada pasada, dado que fue capturado en 20 ocasiones durante sus inicios, a lo largo de apenas 27 periodos de trabajo.

Osweiler apareció en el informe de lesionados a lo largo de esos siete encuentros con problemas de hombro, costilla, codo y rodilla.

Mientras que Miller, de 24 años, acumuló 872 yardas y anotó 10 touchdowns totales la temporada pasada.

Por momentos, lució dinámico para los Dolphins, pero con demasiada frecuencia Miller fue ignorado en la ofensiva. Tuvo seis partidos el año pasado con menos de 10 acarreos.

Como resultado, Miller no pudo alcanzar su meta de temporadas consecutivas de al menos 1.000 yardas antes de alcanzar la agencia libre.

Miller demostró su clase en el último par de años como titular de tiempo completo y en los que corrió para 1.971 yardas y anotó 19 touchdowns.EFE

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Americano