Connect with us

Fútbol Internacional

En la geopolítica del fútbol, África tiene más peso que Europa o que toda América

Zúrich, Suiza | AFP | Las elecciones a la presidencia de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA), el viernes en Zúrich, cuentan con la peculiaridad de que el voto de cada Federación nacional tiene el mismo valor, lo que convierte a África en el continente con más peso en esta crucial decisión.

Serán 54 los votos africanos en la elección, uno por cada Federación nacional, lo que supone uno más que el segundo continente con mayor peso numérico, Europa, que tiene 54 integrantes pero 53 con derecho a voto el viernes, ya que Gibraltar es miembro de la UEFA pero no está reconocido por la FIFA.

El tercer continente en número de votos será Asia, con 46, mientras que la zona Concacaf (América del Norte, Central y Caribe) tiene 35 votos, Oceanía 11 y Sudamérica 10.

Ni sumando los votos de todas las Federaciones nacionales de América, de Concacaf y Conmebol, se alcanza el peso de África, que es el continente que todos intentan seducir.

Europa y Sudamérica anunciaron a finales de enero un apoyo “unánime” al secretario general de la UEFA, el suizo-italiano Gianni Infantino, mientras que Asia respalda al presidente de su Confederación (AFC), el jeque bahreiní Salman.

Los votos de África son los más codiciados por los grandes favoritos. El continente ha sido tradicionalmente fiel en el pasado al presidente Joseph Blatter, artífice del primer Mundial en África, en Sudáfrica en 2010, y ha sido uno de sus bastones de apoyo más importantes para resistir anteriores crisis.

Con Blatter suspendido y en retirada, la cuestión de los votos africanos provocó una polémica en la carrera electoral.

Fue entre el jeque Salman y el príncipe jordano Ali, también candidato, después de que la Confederación Asiática que preside Salman cerrara en enero un protocolo de entendimiento con la Confederación Africana de Fútbol (CAF), presidida por el presidente interino de la FIFA Issa Hayatou, destinado a la organización de competiciones y a programas de desarrollo.

No se hablaba en ese acuerdo firmado en Kigali de la cuestión electoral, pero Ali dijo que podía ser “un intento de violar las reglas electorales”.

– Sexwale, único candidato africano –

“Estoy sorprendido por las declaraciones de mi amigo, que rechazo en bloque. Son completamente inexactas”, reaccionó Salman en un comunicado.

“Como presidente de la AFC uno de mis deberes es buscar los medios de desarrollo y compartir el saber en el mundo del fútbol, estableciendo sólidos vínculos con los profesionales con puntos de vista convergentes”, subrayó.

Infantino, que recordó que la UEFA también tiene acuerdos de colaboración con la CAF, también visitó África en su gira para recabar apoyos electorales, consciente de la importancia de ese continente, pero se esforzó también en no parecer únicamente el ‘candidato de Europa’.

“No soy el candidato de la UEFA. No soy el candidato europeo, soy el candidato del fútbol”, dijo a finales de enero tras ser respaldado por la confederación europea de manera unánime de cara a las elecciones de la FIFA.

El sudafricano Tokyo Sexwale, un emblema ‘anti-apartheid’ y que fue compañero de prisión de Nelson Mandela, es el único africano de los candidatos electorales y ha querido jugar esa carta.

“África ha estado en el banquillo, calentando, y ahora llegó la hora”, afirmó en diciembre en una conferencia de las federaciones de fútbol del sur de su continente (COSAFA). “Ha llegado la hora de la diversidad y la hora de África”, insistió.

“No es una cuestión de raza, sino de mostrar que la FIFA es para todos y no sólo para alguna gente”, subrayó.

El sistema de “un país, un voto” fue señalado por muchos cuando estalló el escándalo de corrupción del ‘FIFAGate’, en mayo del pasado año, como uno de los elementos que favorecían prácticas irregulares, con la posibilidad de que los dirigentes del fútbol se aseguraran favores y votos mediante programas de ayuda o favores a federaciones pequeñas o de países con difíciles mecanismos de control legal.

Pero el sistema de elección será el mismo que en mayo de 2015. El voto de Estados Unidos, Rusia o Alemania valdrá lo mismo que el de Suazilandia, Vanuatu o las Islas Caimán, conformando un incierto mapa geopolítico en el deporte más universal.

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Internacional