Connect with us

Fútbol Americano

Sin las genialidades de Wade Phillips los Broncos no serían campeones

Cierto que el gran centro de atención al concluir el Super Bowl 50 fueron los jugadores de los Broncos de Denver y en especial el veterano mariscal de campo Peyton Manning, pero el gran artífice del triunfo por 24-10 ante los Panthers de Carolina y que llegasen a la gran final de la Liga Nacional del Fútbol Americano (NFL) fue el coordinador defensivo Wade Phillips.

El mismo que mientras que el entrenador en jefe Gary Kubiak, histórico al conseguir el título del Super Bowl en su primer año al frente del equipo, y el gerente general John Elway recibían el trofeo Vince Lombardi, se mostraba feliz con lo alcanzado y disfrutando en la soledad de su persona.

Phillips lleva su emoción por dentro al disfrutar por primera vez después de 39 años de profesional tenía en su haber el ansiado título de la NFL, algo que llegó a pensar que nunca lo alcanzaría.

“Es muy difícil pararte aquí a celebrar que ganaste un campeonato de la NFL”, declaró Phillips a los periodistas. “Pasó tanto tiempo y muchas veces pensé que era el año. Hoy estamos aquí y estoy muy contento de que los muchachos, todos podemos festejar”.

Phillips, sin duda, fue el gran estratega que ganó el Super Bowl con un equipo que siempre estuvo marginado en las apuestas, que apenas logró 194 yardas totales, y que con el pasador Peyton Manning en pleno declive, sólo brilló en la primera serie ofensiva, luego todo fue un sufrimiento para mover el balón.

Pero la defensa de Phillips acabó por todos lados del balón con los Panthers y el Jugador Más Valioso de la NFL, el mariscal de campo Cam Newton, quien la noche anterior recibió tal nombramiento.

“Todos decían que no podíamos parar a este quarterback”, recordó irónico Phillips. “Decían que podía pasar o correr y que nunca habíamos visto nada como él. Cierto. Pero nos preparamos e hicimos un buen trabajo”.

Phillips ya se había preparado y tomado experiencia cuando le tocó en el partido anterior frenar a la leyenda viva de los mariscales de campo Tom Brady, de los Patriots de Nueva Inglaterra.

“Es muy gratificante ahora estar de este lado, del ganador”, agregó. “El entrenador Gary Kubiak siempre ha confiado en mi, al que siempre le agradeceré. Los muchachos ejecutaron el plan y aquí estamos…”.

Phillips, de 68 años, pasó todo el 2014 desempleado, luego que al final del 2013 fue despedido junto con Kubiak de los Texans de Houston, hasta que su amigo fue nombrado entrenador esta campaña para los Broncos y su primera llamada fue para su coordinador defensivo favorito.

“Para un desempleado un Super Bowl es bueno”, bromeó Phillips. “Para un desempleado, ganar es aún mejor”.

La clave del triunfo de los Broncos en el Super Bowl 50 estuvo en que los principales apoyadores externos de Phillips no dejaron nin un instante de perseguir a Newton durante todo el partido.

El veterano DeMarcus Ware y Von Miller, quien fue nombrado el Jugador Más Valioso (MVP) del partido, cumplieron con exactitud lo establecido en la estrategia para el partido.

Miller logro 2,5 de las siete capturas de Newton; Ware otras dos y ambos presionaron y corrieron atrás el pasador estelar de los Panthers en una veintena de veces.

“Creo que cualquiera de los dos pudo ser el MVP”, comentó Phillips. “Son dos muchachos que saben hacer el trabajo y que no tienen miedo de enfrentar nada. Son destructores de ofensivas”.

Miller dijo que sólo habían tenido el mismo desempeño de toda la temporada y eso hizo que el triunfo de los Broncos fuese merecido.

“Hemos sido el mismo grupo de muchachos todo el año”, recordó Miller. “Para ser honestos, nunca pusimos atención en eso de ser el desfavorecido. Sabemos qué tipo de equipo somos. Y sabemos qué tipo de partido podemos jugar”.

Miller reconoció el gran trabajo de Phillips como el núcleo del éxito que tuvieron ante las mejores ofensivas de la NFL.

“Phillips hizo una labor increíble”, analizó Miller. “Siempre dice que los errores son de él, así que el Super Bowl también es de él. En realidad apreció todo lo que ha hecho por el equipo, no sólo por la defensiva”.

Ware, el veterano que pasó sus primeras nueve de 11 temporadas con los Cowboys de Dallas, algunas de ellas bajo la dirección de Phillips, y que también estrenó título de Super Bowl, coincidió con su compañero y amigo Miller.

“Llegó rápido e imaginó la manera de utilizar y aprovechar al máximo los talentos de todos los muchachos”, explicó Ware. “Con Von (Miller) puedes ver qué bien jugó. Malik (Jackson) y Derek (Wolfe) y todos ahora son más que buenos defensivos contra cualquier rival”.

Todos coinciden en señalar que sin Phillips los Broncos no serían ahora los nuevos campeones de la NFL.

“Cambió todo aquí”, explicó Ware. “Pudimos ser más agresivos, llegarle al pasador y ser creativos, gracias al entrenador Phillips como demostramos con nuestras estadísticas”.

Gracias a ese concepto y genialidades a la hora de mover a los hombres bajo su responsabilidad en el campo y motivarlos a luchar al máximo, Phillips hizo posible su sueño y también el de toda una organización modelo como es la de Denver.

“Si eres sincero y sabes admitir las cosas, tu trabajo siempre es mucho más fácil y gratificante cuando bajo tu dirección tienes a jugadores como DeMarcus y Miller, que han sido los verdaderos artífices de un triunfo que ya es histórico”, agregó Phillips.EFE

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Americano