Connect with us

Fútbol Americano

Cam Newton ganó en el MVP; Rivera, Entrenador del Año; Watt, Defensor del Año

Noche de gala con la entrega de los premios a los mejores de la temporada regular de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), previo a la celebración del Super Bowl 50, que tuvo como grandes protagonistas al mariscal de campo Cam Newton y al entrenador en jefe latino Ron Rivera, de los Panthers de Carolina.

Newton, como se esperaba fue elegido ganador del premio de Jugador Más Valioso (MVP), mientras que Rivera ganó el de Entrenador del Año y el ala J.J. Watt, de los Texans de Houston, el Defensivo del Año.

Los dos primeros, que se encuentran con su equipo en San Francisco para disputar el Super Bowl 50 ante los Broncos de Denver, simbolizaron el gran triunfo de toda la franquicia, que concluyó la temporada regular con la marca de 15-1.

Ahora habrá que esperar 24 horas más para conocer si Newton, que también recibió el premio de Jugador Ofensivo del Año, y el resto de los jugadores de los Panthers bajo la dirección de Rivera, son capaces de conseguir la victoria en el Super Bowl 50.

Newton no estuvo presente en la ceremonia de honores de la NFL, al encontrarse concentrado de cara al partido del domingo, pero su figura fue la nota dominante de la noche a través del discurso grabado que ofreció a través de un vídeo.

“Esto significa mucho, no sólo para mí”, destacó Newton. “Lo que más me enorgullece es ser el primer jugador en la historia de los Panthers que logra esto. He recibido muchos premios, pero ser capaz de traer a esta organización hasta acá me pone muy orgulloso. No estamos en esta posición por casualidad. Hicieron falta años de trabajo duro y dedicación, y ahora estamos cosechando los beneficios”.

Sus padres y dos hermanos recibieron el premio al Jugador Ofensivo, en nombre de Newton, y alabaron la trayectoria que había tenido desde que era niño la gran figura de los Panthers.

Newton logró la distinción por un margen arrollador. Recibió 48 votos de parte de un panel nacional de 50 periodistas de medios escritos y electrónicos que cubren regularmente la liga.

Otros dos pasadores obtuvieron el par de votos restantes que se los dieron a Tom Brady, de los Patriots de Nueva Inglaterra –dos veces ganador del premio–, y a Carson Palmer, de los Cardinals de Arizona.

Para el premio al Jugador Ofensivo, Newton, que ya lo había ganado como Novato en el 2011, recibió 18 votos, contra 10 del receptor de los Steelers de Pittsburgh, Antonio Brown, que ocupó el segundo lugar.

La figura de los Panthers en su quinta campaña como profesional impuso una marca de la NFL para su posición, con 45 touchdowns. Treinta y cinco de esas anotaciones llegaron mediante pases y 10 en acarreos.

Newton también fue sexto en “rating”, con 99,4 puntos, y lanzó para 3.837 yardas. Sus 636 yardas por tierra fueron la mejor marca entre los mariscales de campo. Los 10 acarreos para anotación que realizó superaron el número del destacado corredor Doug Martin, de los Buccaneers de Tampa Bay.

Si Newton brilló, Rivera, que apenas hace un año había estado en la cuerda floja de ser despedido, guió a los Panthers a un tercer título consecutivo en la División Sur de la Conferencia Nacional (NFC) y a dos triunfos en la fase final.

Aunque varios entrenadores en jefes realizaron una gran labor durante la temporada, Rivera sobresalió al formar un equipo balanceado en todas las facetas del juego y ganador, algo que lo convirtió en el mejor.

Rivera, de origen mexicano y puertorriqueño, segundo latino que lidera a un equipo al Super Bowl, el primero fue Tom Flores con los Raiders de Oakland, recibió 36 votos y medio, por encima de seis para Andy Reid, de los Chiefs de Kansas City.

Aunque Rivera ya había logrado el premio hace dos temporadas, esta vez las circunstancias son muy distintas al estar a las puertas de conseguir lo que sería el primer título del Super Bowl para los Panthers y en el apartado personal le dedicó el premio a su hermano Mickey, que falleció recientemente.

“Es un premio excepcional a toda la organización del equipo”, subrayó Rivera. “Esto da validez a todo lo que hemos hecho. Insisto en que nuestro éxito siempre comienza arriba. Aprecio de verdad a nuestro dueño, el señor (Jerry) Richardson, por creer en mí y darme la oportunidad”.

Rivera dijo que el triunfo no hubiese sido posible sin todo el apoyo recibido por el cuadro de entrenadores que dedicaron sus conocimientos y sacrificio en favor de los logros del equipo.

“Su labor solo entendible como única y la de nuestros jugadores de sobresaliente”, subrayó Rivera, de 54 años.

Por su parte, Watt salió elegido Jugador Defensivo del Año por tercera vez en cinco temporadas que lleva de profesional en la NFL.

Watt fue distinguido también en 2012 y el año pasado, cuando se llevó la votación de manera unánime.

El defensivo estelar de los Texans recibió ahora 37 votos y empató a Lawrence Taylor, miembro del Salón de la Fama, como los únicos que han conseguido el premio tres veces.

“El hecho de que haya por ahí niños que sueñan con ser el número 99 es literalmente una de las cosas más hermosas del mundo entero”, consideró Watt. “Estoy muy agradecido y orgulloso por el premio conseguido”.EFE

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Americano