Connect with us

Béisbol

Se inauguran clínicas de béisbol…

Con el auspicio de la Liga Mayor de Béisbol, Francisco Morazán, se inauguró las clínicas de este deporte impartidas por el instructor norteamericano Thomas Kettelkamp, quien lleva ayudando a Honduras desde inicio de las décadas de los setentas.

“Me siento un catracho más, llevo muchos años tratando de ayudar al béisbol de este bello país, me siento triste por el nivel que tienen actualmente, pero hay de donde levantarse, espero que los nuevos dirigentes tengan esa visión de mejorar este bonito deporte, en lo que pueda pueden contar con mi apoyo sincero”, dijo muy emocionado.

Con la presencia de personalidades del béisbol, entre ellos, entrenadores de Liga Mayor y Menor, alumnos de universidades y prensa Deportiva (La Tribuna) comenzaron los trabajos teóricos y prácticos donde se tocaron puntos elementales para enseñarles a los niños la forma de lanzar, de atrapar y de batear, y otros fundamentos que serán aplicados con los niños que pretenden disfrutar el rey de los deportes en una actividad pautada para el jueves por la tarde.

Un gran amigo del béisbol de Honduras, Thomas Kettelkamp, 40 años ayudando con sus instrucciones.

Un gran amigo del béisbol de Honduras, Thomas Kettelkamp, 40 años ayudando con sus instrucciones.

“Honduras tiene tanto talento que explotar, estoy muy contento con el trabajo en Roatán y Utila, especialmente con Aroon Wood y otros expeloteros que hacen una gran labor. A ellos les llevé 50 cajas con pelotas, guantes, bates y uniformes, ojalá pueda ayudar a motivar al resto del país, allí ya se está comenzando una gran labor”, agregó.

Los dos primeros días de trabajo de Kettelkamp fue de mucho agrado para los allí presentes, enseñó fundamentos para personas que jamás habían tomado un curso de béisbol, a pesar de la presencia de expeloteros reconocidos como Carlos García, Manuel Barahona, Jacobo David, Juan Arauz, entre otros, quienes muy gustosamente hicieron demostraciones de sus habilidades beisbolísticas.

“Es necesario capacitar a los instructores, muchas veces los niños llevan malos fundamentos a la práctica, además es importante la masificación no solo en Tegucigalpa sino en otros lugares del país, en antaño formamos más de 20 a 25 equipos en barrios y colonias, hoy solo quedan los recuerdos, pero les recomiendo que vuelvan a tomar esa iniciativa si queremos revivir el béisbol, en Honduras”, concluyó.

Deja tu comentario

Recomendamos - Béisbol