Connect with us

Más de Honduras

Recordando a “Popo” Godoy

Ha pasado muy rápido el tiempo desde la partida sin retorno de un gran personaje del fútbol hondureño, Rodolfo Trinidad Ramírez Godoy, el popular “Popo”, quien fue maestro y exjugador destacado que brilló en la época de oro del fútbol hondureño con los grandes como Armando “Majoncho” Sosa, Raúl “Joyo Chele” Barahona, Felipe “Pipe” Barahona, Rigoberto “Coyote” Castro, Abrahán Pavón, Armando Doblado, entre otros.

A pesar de que hace cuatro años lo estábamos despidiendo en el cementerio San Miguel Arcángel, su recuerdo sigue vigente en sus amigos, familiares y alumnos que admiraron sobre todo su sencillez y su don de la amistad, algo que mantuvo desde su época de jugador hasta el último día de su vida.

“POPO” EL GOLEADOR

A pesar de que tuvo sus problemas personales con una enfermedad que nunca negó en vida, el inolvidable “Popo” Godoy fue un crack en el ataque del Federal y Motagua, sus adorados equipos a los que defendió como jugador y entrenador, así como la Selección donde alternó con grandes luminarias del fútbol hondureño en torneos regionales o en partidos amistosos donde destacó por ser un letal y efectivo atacante, siendo el primer hondureño en coronarse campeón goleador de Centroamérica, al anotar 9 goles en Costa Rica.

Dos recordados personajes, exfederalistas, el periodista Roberto G. Rivera y “Popo” Godoy, ambos gozan de la paz de Dios.

Dos recordados personajes, exfederalistas, el periodista Roberto G. Rivera y “Popo” Godoy, ambos gozan de la paz de Dios.

“Popo” fue un refuerzo de lujo de Olimpia y Motagua, aunque con los “azules” ganó el título en 1953 con grandes figuras del fútbol nacional. Producto de su gran trayectoria fue nombrado como el mejor futbolista del siglo pasado, galardón que quiso rechazar al recordar a otros grandes del fútbol nacional, pero finalmente lo recibió con humildad y dedicándoselo a sus grandes amigos admirados “Majoncho” Sosa y “Joyo Chele” Barahona.

UN GRAN ESTRATEGA

Por su don de liderazgo y por su amor al fútbol, siguió ligado al deporte, pero desde el banquillo, tomando los cursos respectivos y colaborando en selecciones como en equipos de Liga, especialmente el Motagua, con quienes trabajó desde 1967 hasta 1974 en forma contínua, a veces de asistente de otro gran personaje como Carlos “Zorro” Padilla, aunque después tuvo otros interinatos en el cuadro azul por su sincera amistad con dirigentes legendarios como Pedro Atala Simón, Heriberto Gómez, Marco Tulio Gutiérrez, Mario Rivera López, entre otros.

También tuvo trabajos importantes en el Federal y la Universidad, siendo el primer entrenador del equipo del Alma Mater en Liga Mayor. Su mejor e inolvidable logro fue el título de Liga con el Motagua en 1968, al sustituir al argentino Juan Colecchio, contando con un gran elenco donde figuraban los brasileños Roberto Abrussezze, Pedro Caetano Da Silva, Geraldo Batista y el portero nicaragüense Salvador Dubois, rodeado de grandes jugadores nacionales, quienes son la generación de oro que logró el primer título en Liga Nacional con el cuadro “mimado”.

“Popo”, un gran personaje del fútbol hondureño, no será olvidada su gran labor en vida.

“Popo”, un gran personaje del fútbol hondureño, no será olvidada su gran labor en vida.

A nivel de selecciones tuvo el honor junto a Carlos Cruz Carranza de ser los pioneros en un mundial juvenil, primero siendo subcampeón en el premundial de Puerto Rico 1976 y luego participando en el Mundial de Túnez 1977, donde vencieron a Hungría y Marruecos, pero una derrota ante Uruguay lo eliminó de esa primera gesta mundialista.

Esa generación de futbolistas fue la base que usó el maestro “Chelato” Uclés en el Mundial de España 1982, la que ha hecho la mejor presentación en una Copa del mundo adulto. Posteriormente se quedó a un paso del mundial de Juvenil de 1981 con un gran equipo, pero en semifinales fue eliminado en penales por Estados Unidos en duelo realizado en San Luis, Missouri.

Una vida llena de éxitos, imposible reunirlos todos en una nota de recordatorio, lo importante es no olvidar a ese gran personaje, ser humano, amigo de todos que ya goza de la paz de Dios.

Deja tu comentario

Recomendamos - Más de Honduras