Connect with us

Fútbol Nacional

Quien mucho corre, pronto para

Quiero dedicar esta columna a Carlo Costly, quien el domingo resultó ovacionado por la mayor parte del público presente en el estadio Nacional, y no necesariamente porque marcó su debut con el Olimpia, sino porque devolvió la ilusión de verlo nuevamente vistiendo los colores de la selección Nacional.

A pocos días de los juegos eliminatorios ante El Salvador, no quisiera estar en los pantalones del técnico Jorge Luis Pinto, tomando en consideración que el veterano futbolista, lejos de gran fútbol, demostró que tiene carisma y es recordado por los goles que nos dieron la oportunidad de asistir a los mundiales de Sudáfrica y Brasil.

Y digo, “no quisiera estar en los pantalones del colombiano”, porque con su regreso, sobrará quien comience a exigirlo en la nómina de los próximos convocados, pese a que el propio jugador y los médicos que ahora lo evalúan, han dicho hasta la saciedad, que no está listo para afrontar una eliminatoria.

Como dice el dicho: “Quien mucho corre, pronto para”, un refrán que indica que quien empieza una obra o acción con mucha ansia y rapidez, pronto suele frenarse y ceder en su intento.

Algo similar le ocurre en estos momentos a Costly, quien ha acelerado su recuperación, pese a que su lesión no ha sido totalmente superada, tal y como lo señaló en su momento el médico de los blancos, Raúl Pérez.

Claro que es motivante observar al espigado delantero de vuelta al fútbol profesional, su estatura, su presencia sin duda que ilusionan, pero para nadie es desconocido, que el tiempo, la edad y las lesiones pasan factura, aunque “ahogados” y al borde de la eliminación rumbo a Rusia 2018, considero que no es oportuno para proponerlo, mucho menos exigírselo a Pinto, su nivel está lejos del mostrado hace tres años, recordemos que, el que mucho abarca poco aprieta y además, donde manda capitán no manda marinero.

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Nacional