Connect with us

Bla Bla

EL PRECIO DEL HONDUREÑO

Rodolfo Herrera

Los dirigentes hondureños no toleran los malos resultados de los entrenadores catrachos y con las primeras derrotas les “cortan la cabeza” para contratar a técnicos extranjeros aunque estos tengan algún tiempo de estar inactivos.

Este caso lo podemos ver claramente con la separación de los entrenadores Guillermo Bernárdez entrenador de Platense y Jorge Ernesto Pineda estratega de Victoria, que fueron separados con dos derrotas el inicio del torneo de Clausura y en su puesto contrataron a adiestradores extranjeros.

Muchas veces nos preguntamos ¿será que nuestros entrenadores son tan incapaces para los dirigentes nacionales?, porque generalmente se confía en los que tiene un acento extranjero.

Existe también una incongruencia, porque a los técnicos foráneos los aguantan más cuando tienen resultados adversos y para muestra un botón, el Real España mantuvo durante todo el torneo de Apertura al argentino Mario Zanabria y el equipo terminó en último lugar.

Platense contrató al uruguayo Ariel Senna, aunque se dice que tiene bastante tiempo de no dirigir y Victoria se decidió por el colombiano Horacio Londoño.

Si los catrachos fueran tan malos, el Honduras Progreso con un plantel modesto no fuese campeón de la mano de Héctor Castellón, un catracho trabajador, humilde y sencillo, pero que conoce su oficio.

Ojalá que la medicina no sea peor que la enfermedad para los dos equipos que cambiaron su técnico, porque todo es posible, dan resultados o terminan de hundir a los equipos.

Una recomendación para los entrenadores nacionales, es que cada vez que puedan actualizarse y prepararse lo hagan para que en el país haya materia prima para desarrollar el fútbol.

Deja tu comentario

Recomendamos - Bla Bla