Connect with us

Más de Honduras

¿Qué le espera a Alfredo Hawit en Estados Unidos?

La noticia del día fue la aceptación de extradición de Alfredo Hawit a Estados Unidos, por ello Diario MÁS presenta el panorama que se avecina en la situación legal del expresidente de Fenafuth y Concacaf.

Lo primero es que Hawit será enviado a Estados Unidos en el trascurso de los próximos diez días, de acuerdo a lo que indica el convenio de extradición con Suiza.

Al llegar a suelo estadounidense Hawit será esposado y trasladado a una instalación carcelaria, donde será fichado y se le asignará una celda.

Posteriormente, probablemente ese mismo día, se le enviará a audiencia con un juez federal, quien decidirá si le otorga una fianza para defenderse en libertad, tal y como aconteció con Rafael Callejas.

Durante esa primera audiencia el juez determinará la fecha de la siguiente presentación de Alfredo Hawit ante la justicia estadounidense, para comenzar el juicio por los delitos que se le imputan.

Independientemente que sea enviado a la cárcel o se defienda en libertad, el pasaporte de Hawit será decomisado y permanecerá bajo la custodia de la corte de la ciudad que lleve el caso, para evitar que salga del país.

Escenario 1

Asimismo, en caso de aprobársele la libertad condicional, se le permitirá moverse en un radio de 30 kilómetros. También se le colocará un brazalete con GPS, que ayudará a las autoridades de Estados Unidos a determinar su posición en todo momento del día.

Podrá vivir en un hotel o apartamento que deberá pagar de su bolsillo, el que tendrán autorización de permanecer también las personas que él decida. En caso de no poder pagarlo, podrá habitar el domicilio de un amigo o familiar.

Escenario 2

Si se le niega la fianza y es enviado a prisión para esperar su segunda audiencia, Alfredo Hawit será confinado en una celda individual o doble (lo decidirán las autoridades estadounidenses).

Una vez en la cárcel no tendrá privilegio alguno, debiendo realizar labores de aseo y compartiendo espacio con los demás reos del ala de seguridad mínima, debido a que no será considerado un preso violento o peligroso.

Vestirá el clásico uniforme naranja  y podrá recibir visitas controladas los fines de semana, con las que se comunicará a través de un teléfono con un vidrio acrílico de por medio para evitar el contacto físico.

Deja tu comentario

Recomendamos - Más de Honduras