Connect with us

Fútbol Internacional

El Atlético y Torres, al asalto de la cima en Vallecas

La última jornada del año trasladará al Atlético de Madrid a Vallecas, en su segundo intento de asaltar el liderato de la clasificación, con Fernando Torres de vuelta al once titular y contra el Rayo, mermado en defensa, en zona de descenso y necesitado de un triunfo tras cuatro derrotas seguidas.

El primero de sus tres enfrentamientos en los próximos quince días -ambos equipos también se medirán en los octavos de final de la Copa del Rey- aparece como un asunto clave para los dos conjuntos.

Para el local, porque su comprometida situación en la tabla, en el antepenúltimo puesto, multiplica la transcendencia de cada choque.

Y para el Atlético, porque, además del aliciente de terminar el año en el primer puesto, siempre dependiendo del resultado horas antes del Barcelona, con el que está igualado a 35 puntos, pero con mucha distancia respecto a la diferencia de goles a favor azulgrana (+21 por +14 de los rojiblancos), el triunfo es indispensable para prolongar el pulso en la cima con el Barça, este con un duelo menos.

Con esa circunstancia, a la espera de que el actual líder dispute su encuentro aplazado contra el Sporting de Gijón, una derrota o un empate en Vallecas alejaría de nuevo al Atlético de la carrera por el título, reenganchado de lleno en ella con su racha de cinco victorias en la Liga frenada hace diez días en Málaga.

Allí, con una derrota por 1-0 en La Rosaleda, en el partido más gris del Atlético en los últimos tiempos, se dejó las convincentes sensaciones que habían generado sus nueve victorias consecutivas o sus quince choques sin perder entre todas las competiciones, además de la oportunidad de subir al liderato después de un año y medio.

También perdió dos piezas fijas en el esquema del argentino Diego Simeone durante esta temporada: el brasileño Filipe Luis, en el lateral izquierdo, y el capitán Gabi Fernández, en el medio centro. Ninguno de los dos estará en Vallecas. El primero, por ciclo de cinco amarillas; el segundo, por su doble tarjeta en La Rosaleda.

Por contra, el técnico ya dispone del colombiano Jackson Martínez, que recibió este martes el alta médica y que vuelve a la convocatoria después de nueve partidos de baja por un edema óseo en el astrágalo derivado de un esguince de tobillo sufrido el pasado 13 de noviembre en un encuentro con su selección frente a Chile.

El puesto de Filipe Luis lo cubrirá finalmente Jesus Gámez, en lugar de Guilherme Siqueira, según la última prueba del técnico, y la plaza vacante en el once de Gabi será para Óliver Torres, aunque el rol de medio centro por delante de la defensa le corresponderá a Saúl Ñíguez, con el canterano y Koke Resurrección a su lado, pero unos metros más arriba para conectar con el frente de ataque formado por Antoine Griezmann, Fernando Torres y Yannick Carrasco.

La novedad ahí será Torres, titular en lugar del argentino Luciano Vietto y la referencia ofensiva que presentará el técnico argentino en Vallecas, que abre una nueva oportunidad para el atacante madrileño de conseguir su esperado gol cien con el Atlético. Lo persigue desde el 19 de septiembre, cuando logró el 99.

Atrás, salvo la entrada de Gámez, el resto son los mismos de casi siempre, con el portero esloveno Jan Oblak bajo palos, con Juanfran Torres por la banda derecha y con los uruguayos José María Giménez y Diego Godín en el centro de la retaguardia rojiblanca.

Enfrente, el Rayo Vallecano afronta el derbi en un momento deportivo muy delicado por su situación en descenso después de encadenar cuatro derrotas ligueras consecutivas frente al Athletic (0-3), Villarreal (2-1), Málaga (1-2) y Real Madrid (10-2).

El conjunto vallecano necesita revertir su mala dinámica para no hundirse en la clasificación y en otras temporadas la afición de Vallecas, con su apoyo, ha salido al rescate del equipo, pero esta campaña el ambiente que se vive en las gradas, con los Bukaneros en huelga de animación y otro sector de la afición recriminándoles su actitud, no es el más propenso para que los jugadores se sientan a gusto, algo que ya ha lamentado públicamente Paco Jémez en más de una ocasión.

Para este encuentro, el técnico rayista cuenta con la baja por lesión del centrocampista alemán Patrick Ebert y por sanción de los laterales Tito y Nacho Martínez y del centrocampista Raúl Baena.

La baja de Tito la suplirá Quini por el lateral derecho y la de Nacho es probable que la ocupe por el izquierdo el rumano Razvan Rat, si supera la última prueba tras una lesión en el hombro derecho que lo mantiene inactivo desde mediados de noviembre.

En el centro del campo, para la ausencia de Baena, habitual pareja de Trashorras, Jémez baraja dos opciones que no ha querido desvelar con un último entrenamiento a puerta cerrada. Una opción es que juegue Llorente, que adelantaría su posición, como hizo frente al Getafe, lo que desplazaría a Pablo Hernández al extremo izquierdo, y la otra es que el centrocampista castellonense actúe en la medular, lo que provocaría la entrada de Bebé en el once.

En el historial de enfrentamientos, Rayo y Atlético se han medido en Vallecas en catorce ocasiones en Primera, con un balance de cinco victorias para el cuadro vallecano, cinco para los rojiblancos y cuatro empates. Las últimas tres campañas, con Jémez y Simeone en los banquillos, hubo un triunfo local (2-1; 2012/2013), una victoria visitante (2-4; 2013/2014) y un empate (0-0; 2014/2015).

Alineaciones probables:

Rayo Vallecano: Yoel Rodríguez; Quini, Amaya, Zé Castro, Rat; Lass, Trashorras, Llorente, Pablo Hernández; Jozabed; y Javi Guerra.

Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Giménez, Godín, Gámez; Saúl; Griezmann, Óliver, Koke, Carrasco; y Fernando Torres.

Árbitro: Sánchez Martínez (C. Murciano).

Estadio: Vallecas.

Hora local: 18.15. EFE

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Internacional