Connect with us

Más de Honduras

El hijo del “Primi”: mi sueño es trabajar con mi padre

Ronald Maradiaga, es un joven estudioso y apasionado del fútbol, y como no podía hacerlo, si lo lleva heredado en su sangre, al ser uno de los hijos del laureado entrenador nacional, Ramón “Primitivo” Maradiaga, actual seleccionador salvadoreño. Ronald al igual que su padre cree que el fútbol se hereda, pero no los conocimientos y hoy que hace pininos en la organización infantil Ciclón Azul, afín al Motagua, está seguro que si llega lejos en su carrera va ser por sus propios méritos y no tanto por lo que su padre es como entrenador y figura de la historia del fútbol hondureño.

A pesar de que su primera ilusión era ser futbolista profesional, ahora espera cumplir su otro anhelo, pero sabe que todo llega con tiempo y paciencia.
En esta plática exclusiva con Diario Más el hijo del “Primi” nos cuenta sus anhelos y deseos hacia el futuro, entre ellos acompañar a su progenitor en algún proyecto.

¿Cómo funciona la organización ciclón azul?
Este equipo tiene tres años de vida, van escalando en cada categoría, desde U-8 hasta la U-12, próximamente se ampliará en otras categorías. Los encargados son los padres de familia, en este caso Oswaldo Turcios y la profesora Vanessa, tienen una buena organización, buena relación en todos los estratos, es una institución muy ordenada que va creciendo poco a poco. Es un equipo alterno del Motagua, los niños al mejorar su nivel pueden cambiar al primer equipo de reservas.

¿Cómo se involucra como entrenador de Ciclón Azul?
Venimos de la Enefuth (Escuela Nacional de Entrenadores), el profesor Ricardo Taylor me hizo el llamado, dijo que era la persona indicada para el proyecto, esta es la base de los equipos de la Liga y Selecciones Nacionales. Sin duda alguna que de nuestro trabajo depende el éxito o el fracaso de estos niños en el futuro, nos hemos capacitado bien, sentimos que estamos haciendo lo mejor posible en lo futbolístico o para que practiquen cualquier otro deporte.

El gran sueño de Ronald es trabajar con su padre, pero sabe que es una tarea a largo plazo.

El gran sueño de Ronald es trabajar con su padre, pero sabe que es una tarea a largo plazo.

¿Cuál es su trabajo en ligas menores?
Trabajamos con el niño desde que llegan, no le cerramos la puerta a nadie, sea que ya tenga algún conocimiento o no, en base a ello los preparamos poco a poco hasta que estén al nivel del resto del equipo, donde ya comienza a competir.

¿Qué tipo de capacitación tiene?
Tengo los dos primeros niveles, hace dos años esperamos el nivel tres para ser entrenador nacional, pero aún no lo dictan, mi meta es dirigir a la Selección Nacional y el Motagua

¿Por qué quiere ser entrenador?
Yo quería ser jugador de fútbol, no se me dio, por eso saqué el curso, generalmente uno aspira a dirigir arriba de una sola vez, pero es de gran enseñanza iniciar acá, si tengo que estar 5 años lo hago con gusto, una experiencia única.

¿Qué pasó que no se estabilizó como jugador?
Llegué a las reservas del Motagua, jugué un torneo y estuve dos años y medio en el equipo de Segunda División, por mi edad no seguí en el club, pero decidí retirarme porque no quise jugar en ningún otro equipo. Además nunca saqué provecho de que mi padre era el entrenador del primer equipo, tampoco él quiso intervenir en el tema.

¿Siguiendo los pasos a su padre?
Mi idea de seguirlo es tratar de hacer lo que él hizo o mejor que lo que hace mi padre, es un ejemplo para mí, pero siempre me dice que haga mi propia historia, que no me base en sus logros, ya que Dios me ha dado capacidad de crear lo propio.

Ronald Maradiaga con sus pupilos de la Sub-12 del Ciclón Azul.

Ronald Maradiaga con sus pupilos de la Sub-12 del Ciclón Azul.

¿Entonces le gustaría dirigir al Motagua?
No puedo negar que el Motagua es el equipo al que admiro, yo espero algún día llegar allí y darle las mismas alegrías que hizo mi padre en el club.

¿Siempre ha sido aficionado del Motagua?
Yo me hice Motagua cuando lo empecé a ver en 1998, era el equipo más ganador y para dicha mía y de la familia, lo dirigía mi papá.

¿Qué consejos le da su padre ahora que es entrenador?
Él me dice que debo tener mucha paciencia con los niños, hay momentos de presión, no está la afición, pero si los padres que quieren que jueguen sus hijos siempre, aquí uno debe revertirse de paciencia y ser lo más ecuánime posible, trato de que jueguen todos, porque todavía están en etapa de aprendizaje.

¿Pero qué tanto entienden ellos?
Ellos quieren que los niños ganen todos los juegos, la labor es un proceso de darle la oportunidad a todos, siempre digo que hay jugadores muy talentosos, que por x o y motivo no llegan a jugar rápidamente, por eso hay que darles la oportunidad hasta que mejoren. El niño que quiere llegar largo debe ser constante y disciplinado, ya que el fútbol es una herramienta de educación muy importante en el país.

¿Se identifica con la idea futbolística de su padre?
Si me identifico con su idea, pero como dice Bielsa, cuando uno quiere imitar uno siempre debe jugar con las características de cada persona con que cuenta en el plantel, pero si siempre me gusta salir a ganar, les inyectamos a los niños que no hay que ser mezquinos para jugar, tratando de ganar siempre y acostumbrándolos a buscar los primeros lugares, ser mejores en su vida futbolística y profesional.

Como joven, tiene muchos sueños e ilusiones, estudiará lo necesario para triunfar.

Como joven, tiene muchos sueños e ilusiones, estudiará lo necesario para triunfar.

¿Fútbol ordenado desde atrás?
De eso se trata, salir jugando desde atrás, es un proyecto de mejorar al niño en una etapa donde se puede moldear, no pretendemos que los niños jueguen al pelotazo, en la Liga hay equipos, donde el portero lanza un balonazo largo a los dos delanteros más altos, el juego de la mitad de la cancha no existe, eso no es enseñar fútbol, nosotros queremos que los niños aprendan todas las funciones del juego.

¿Le gustaría trabajar con su padre algún día?
Sería un honor y un sueño hecho realidad ser asistente de mi padre, las oportunidades hay que aprovecharlas, nosotros no nos aprovechamos del nombre de él, no me va a regalar nada, voy a seguir estudiando, sacar los tres niveles y seguir adelante, si él considera en algún momento que puedo acompañarlo en un proyecto, sería un sueño hecho realidad.

Aparte del fútbol, ¿a qué más se dedica?
Soy perito mercantil, estudio mercadotecnia en la Universidad, mi mamá es comerciante, yo le ayudo en la tienda que tiene en mi tiempo libre.

Por: Geovanni Gómez
@geovannygo

Deja tu comentario

Recomendamos - Más de Honduras