Connect with us

Bla Bla

¿Y ahora quién desinflará la pelota?

Primer pulso de la gran final, partidazo con emociones de principio a fin, con dos rivales brindando espectáculo y sobre todo sin faltarle el respeto a un público que pagó por un platillo deportivo y no por la “evaporación” de balones, cuando el resultado es favorable al local.

El choque que repartió puntos por igual, se realizó en medio de una fiesta deportiva el sábado anterior en el estadio Nacional, con el condimento que en esa ocasión no sucedieron hechos curiosos como pelotas desinfladas o simple y sencillamente “desaparecidas” al igual que los recoge balones.

Lo anterior provocó que los espectadores reaccionaran con cierta satisfacción, ya que pagaron por un boleto por observar un buen platillo deportivo, indistintamente si el resultado favorecía o no al equipo de su preferencia.

Hay que destacar que Motagua con su técnico Diego Vásquez, experto en eventos “sobrenaturales”, cada vez que a su equipo lo acompaña el resultado, acaba de ser multado con 20 mil lempiras por balones desinflados o desaparecidos, situación que obligó a la Liga Nacional a contratar sus propios recoge-balones, tal y como sucedió el fin de semana anterior.

La idea es evitar polémicas como las sucedidas en el juego entre Motagua – Olimpia el 11 de noviembre, donde el árbitro Héctor Rodríguez detuvo momentáneamente el partido por culpa de balones que estaban sin aire ¿Quiénes hicieron eso? Pues desde la interioridad del estadio un video grabado desde el sector de sombra-sur, mostró cómo un integrante del cuerpo técnico de Motagua daba instrucciones a un recoge-balones para que este los escondiera.

Hoy a pocas horas de jugarse el compromiso definitivo en la ciudad de El Progreso, el máximo aportante de los progreseños, Elías Nazar, deja en claro que independientemente del resultado, respetarán el Fair Play, y descarta cualquier fenómeno que tenga que ver con “pelotas desinfladas” y recoge-balones “desaparecidos”.

Por: César Rosales
@cesarcafu

Deja tu comentario

Recomendamos - Bla Bla