Connect with us

Boxeo

El furor que causan los comentarios “sexistas” y “homofóbicos” de Tyson Fury

BBC deportes.- Tyson Fury habla. Habla sobre sus creencias, la religión, la homosexualidad, las mujeres, sus rivales sobre el ring y sus hijos, sobre Venezuela y Prince John James.

Y es con sus palabras que el recién coronado campeón mundial de peso pesado está causando furor en Reino Unido, más que con los puños que bañaron en sangre el rostro de Wladimir Klitschko.

Fury fue incluido entre los 12 candidatos al premio que otorga la BBC a la “Personalidad deportiva del año” gracias a su exhibición sobre el cuadrilátero.

Pero han sido sus declaraciones, antes y después de la pelea, las que causaron que casi 100.000 firmas se hayan sumado a la petición que exige a la BBC que retire su nombre de la lista de aspirantes al prestigioso galardón.

Entre muchas citas, el pugilista ha dicho que el mejor lugar para una mujer “es en la cocina o de espaldas”, que “colgaría” a su hermana si fuera promiscua y ha criticado abiertamente la homosexualidad y el aborto.

“Hay sólo tres cosas que se necesitan consumar para que el diablo entre en tu hogar: una de ellas es la legalización de la homosexualidad, otra es el aborto y otra es la pedofilia”, dijo.

Hace dos años descalificó a los boxeadores David Price y Tony Bellew diciendo que eran “amantes gay”, pero asegura que no es homofóbico y que no tiene nada en contra de nadie.

“Tratemos de no hacer de mí un tipo de villano y que odio a los homosexuales porque no odio a nadie”, dijo el pugilista de 27 años a la BBC.

Fury también se refirió a una de sus principales rivales en el premio que otorga la corporación británica, la campeona mundial de héptatlon Jessica Ennis-Hill, de quien dijo que se “veía bien con vestido”.

En un comunicado, la BBC anunció que no modificará la lista de candidatos que fue elaborada por un panel de expertos y se basa “en logros deportivos”.

“No se trata de un apoyo a las creencias personales de un individuo, ni por la BBC ni por algún miembro del panel”.

Polémica figura

Tyson Fury nació en 1988, época en la que Mike Tyson dominaba la categoría reina del boxeo, de allí su nombre.

Miembro de una familia de gitanos de larga tradición, Fury rechazó de forma categórica todas las acusaciones en su contra y defendió que es parte de su cultura.

“No soy sexista”, aseguró tras ganar los títulos de la Federación Internacional de Boxeo, la Organización Internacional de Boxeo y la Organización Mundial de Boxeo.

“Yo creo que el mejor lugar para una mujer es en la cocina y de espaldas. Esa es mi creencia personal. Que me haga una buena taza de té, eso es lo que creo”.

“Amo a mis mujeres y lo que dije es sobre mi esposa. Ella conoce su lugar, yo conozco su lugar. Esa es la cultura de nuestra gente”.

En un extenso artículo del periodista Barney Ronay, en el periódico británico The Guardian, Fury recuerda cómo fue su infancia junto a su padre, el también boxeador John Fury, y su comunidad.

“Cuando era niño, nosotros no tuvimos una vida familiar. Mis padres siempre estaban gritando y pegándose el uno al otro. Mi papá tuvo diferentes mujeres y varios hijos en el camino. Mi mamá tuvo 14 embarazos, pero sólo sobrevivimos cuatro”.

“La gente tiene que entender que nuestro estilo de vida es totalmente diferente”, dijo. “Tal vez tengamos el mismo color, y puede que hablemos el mismo idioma, pero en el fondo no somos nada parecidos. Somos extraterrestres”.

sexistas3

“No soy el mejor ejemplo”

Casado con Paris Fury desde 2009 y padre de Venezuela, de cinco años, y Prince, de tres, Fury es cristiano devoto y defiende que sus comentarios provienen de la biblia.

“Mi fe y mi cultura están basados en la biblia. Yo la sigo y ella es la que me dice lo que está mal”, dijo a la BBC.

El nombre de su hija llama la atención, en especial cuando se trata de un lugar al que nunca ha visitado.

“Una noche mientras estaba durmiendo pensé en Venezuela. Mi esposa se llama Paris. Yo soy Tyson y mi hijo se llama Prince John James. Si la niña tuviese un nombre normal no encajaría”, contó en una ocasión.

El activista de la comunidad LGBT (que incluye lesbianas, gays, bisexuales y transexuales), Scott Cuthbertson, quien inició la campaña para que Fury fuera removido de la lista, aseguró que el boxeador tiene derecho a sus opiniones, “pero esto es sobre la BBC poniendo a Tyson como un ejemplo a seguir para la gente joven”.

“Él en repetidas ocasiones ha hecho comentarios degradantes, insultantes, homofóbicos y sexistas”, resaltó, acusando a la BBC de transmitir un doble discurso ya que considera que si los comentarios hubieran sido racistas la corporación lo hubiera retirado de la lista.

Es poco probable que Fury obtenga el galardón y él mismo reconoció que no es algo que le interese.

“Con suerte no ganaré @BBCSPOTY (cuenta de Twitter de la Personalidad deportiva del año) ya que no soy el mejor ejemplo a seguir en el mundo para los niños, que se lo den a alguien que en verdad lo va apreciar”.

Para Fury es más importante la revancha contra Klitschko en 2016.

Deja tu comentario

Recomendamos - Boxeo