Connect with us

Más de Honduras

La corrupción sin fin de Conmebol y Concacaf

NUEVA YORK (AFP). La Copa América, la Copa Oro y la Copa Libertadores, eliminatorias de la Copa del Mundo, elección de la sede de un mundial, elección en la FIFA, amistosos: las cúpulas de la Conmebol y la Concacaf no perdieron ocasión de corromperse y sacar tajada al multimillonario negocio del fútbol.

Así surge del acta de inculpación de 236 páginas presentada por la fiscalía federal del Distrito Este de Nueva York con 92 cargos contra 27 personas, 16 de ellas nuevos nombres de altos responsables y exresponsables del fútbol latinoamericano agregados al “FIFA gate” destapado en mayo pasado.

La denuncia incluye pagos de sobornos por decenas de millones de dólares para vender derechos de retransmisión y comercialización de torneos y partidos internacionales de fútbol, así como también votos en designación de sedes mundialistas y elecciones de la FIFA.

Más de 85 páginas del documento están dedicadas a detallar los mecanismo de corrupción utilizados por los procesados, entre quienes se encuentran el paraguayo Juan Ángel Napout, presidente de la Conmebol, y el hondureño Alfredo Hawit, presidente interino de la Concacaf, arrestados en el jueves en Zúrich (Suiza).

El primer negocio precisado es el de los derechos de comercialización de la Copa América, en manos entre 1987 y 2011 de la compañía brasileña Traffic Group, del empresario José Hawilla, que pagó millones de dólares en sobornos al por entonces titular de la Conmebol, el paraguayo Nicolás Leoz, también procesado en la causa.

Un sistema parecido funcionó en la Concacaf con la Copa de Oro, cuyos derechos entre 1996 y 2003 también fueron adquiridos por Hawilla mediante la filial Traffic USA, que pagó millonarios sobornos al por entonces presidente de la Confederación de Norte, Centroamérica y el Caribe de Fútbol, el trinitense Jack Warner, y su secretario general, el estadounidense Charles Blazer, el “arrepentido” que desató el “FIFA gate”.

– La Copa Libertadores también -mucha de la información recabada proviene de inculpados que se declararon culpables a cambio de atenuar su pena, como el ex vicepresidente de la FIFA y expresidente de la Concacaf, Jeffrey Webb o el empresario argentino Alejandro Burzaco, expresidente de la compañía Torneos y Competencias SA, dedicada a la transmisión de eventos deportivos.

En el caso de la tradicional Copa Liberadores de América de clubes, los derechos de comercialización fueron vendidos en 1996 a la empresa basada en Nueva Jersey ISM de la belga-colombiana Zorana Danis, quien se declaró culpable de dos cargos en mayo pasado en un acuerdo con la fiscalía.

Danis pagó sobornos a Leoz y Deluca, en este último caso un monto de 400,000 dólares anuales hasta 2012, a cambio de un contrato por 40 millones de dólares firmado en 2008 entre ISM, la Conmebol y el Grupo Santander, auspiciante de la Libertadores.

Leoz, Deluca, Figueredo y Osuna cobraron desde 2000 y durante diez años un monto de un millón de dólares para el expresidente de la Conmebol y 600.000 dólares cada uno los tres dirigentes a cambio de su apoyo para que T&T mantuviese el negocio.

– Elecciones y amistosos -el acta de inculpación enumera derechos de televisación de partidos por las eliminatorias mundialistas en América Central y el Caribe, la votación para elegir la sede del Mundial de 2010 otorgada a Sudáfrica, la elección presidencial de la FIFA de 2011 y hasta encuentros amistosos de selecciones centroamericanas.

También detalla las negociaciones para los derechos de la Copa América del Centenario prevista el año próximo en Estados Unidos, donde entran en escena los empresarios argentinos Hugo y Mariano Jinkins, ambos procesados en la causa y dueños de la compañía Full Play, que sucedió a Traffic como agente exclusivo de comercialización de la Copa América a partir de 2015.

Este contrato fue denunciado por Traffic, llevando a una disputa judicial que se resolvió con la creación de una nueva compañía denominada Datisa y conformada por la misma Traffic, Full Play y Torneos a partes iguales y que se quedó con los derechos comerciales mundiales de las Copas Américas 2015, 2019 y 2023, además de la del Centenario de 2016, todo mediante el pago de sobornos.

Deja tu comentario

Recomendamos - Más de Honduras