Connect with us

Bla Bla

¡Ojo con los árbitros!

Ya tiempos no veía un clásico entre Olimpia y Motagua con tanta emoción, con dos equipos abiertos buscando el marco rival, con jugadas de apremio y excelentes goles.

Pero como dice el dicho, “siempre hay un pelo en la sopa”. El árbitro central Geovanni Mendoza fue protagonista, al anular dos jugadas, una por lado, que terminaron en gol y que viéndolas en repetición, ambos fueron legítimos.

En la jugada de Fabio de Souza, se dice que hubo un halón del jugador contra Henry Figueroa, pero en ese momento la pelota todavía no había sido lanzada al área todavía.

Y en la jugada de Eddie Hernández, la pelota si bien pega en la mano del jugador azul, la misma la tiene pegada al cuerpo, o sea que fue sin intención.
Yo entiendo que los árbitros son humanos y como tal pueden equivocarse, pero no en este tipo de jugadas que terminan en gol, porque afectan directamente a un equipo.

Con esto no quiero decir que los silbantes están comprados o van con determinado equipo, ojo, lo que quiero es que deben estar más atentos, más cuando se trata de un clásico, donde además de los tres puntos, se juegan el orgullo.

Y como dirían los jugadores, estos son los partidos que nadie se quiere perder, pues ni los aficionados tampoco, que esperan con ansias este choque, y que un error arbitral les quite esa ilusión, hasta provocar que no vuelvan al estadio.

Con esta crítica, lo que busco es que haya una reflexión de parte de los árbitros, que necesitan estar más atentos y que los protagonistas son los equipos, no ellos.

La mejor actuación de los árbitros es cuando no se notan en un partido, cuando son “actores de relleno”, que nadie sabe que están actuando en esa “película”.

Ojalá que el Colegio de Árbitros sepa elegir la cuarteta que oficiará no solo el clásico entre Olimpia y Motagua, sino el partido de la otra semifinal entre Honduras Progreso-Vida, así no habrá excusas para los clubes que queden eliminados, que fue por los árbitros.

Deja tu comentario

Recomendamos - Bla Bla