Connect with us

Béisbol

Grandes Ligas anuncian cambios

El elemento seguridad se ha convertido en un factor de importancia vital dentro del mundo del béisbol profesional de las Grandes Ligas y los directivos encabezados por el comisionado Rob Manfred han confirmado que trabajaran durante el descanso invernal en hacer cambios.

En este sentido, casi con seguridad, las Grandes Ligas emitirán una serie de recomendaciones sobre las redes de seguridad en los estadios para la temporada de 2016.

Manfred estableció como “absolutamente claro” que se necesitan cambios y reconoció que hay una labor importante que realizar aunque dijo que todavía no podía dar detalles al respecto.

“Además de una recomendación sobre la colocación física de las redes, habrá un programa que incluirá un componente amplio de educación de los aficionados”, señaló Manfred, al concluir la reunión trimestral entre los dueños de los equipos, que se dio en la ciudad tejana de Dallas.

Durante la temporada regular se dieron varios casos de aficionados golpeados por pelotas y bates que volaron hacia la tribuna, algo que Manfred debe evitarse y de ahí la gran importancia que se le da a la seguridad de las personas que acuden a presenciar los partidos.

Manfred explicó que los 30 equipos animaron a las Grandes Ligas a avanzar en el asunto de la seguridad, y afirmó que hay entendimiento sobre los términos generales del plan.

Sin embargo, se negó a mencionar medidas específicas antes de que esos detalles “se planteen y establezcan por escrito”.

El calendario establecido para realizar tales acciones ha sido el del próximo enero, cuando los dueños se reúnan otra vez los dueños de los equipos.

“Lo que hemos tratado ahora ha sido a nivel de conversación”, señaló Manfred. “Por lo tanto no se ha dicho nada en concreto de que se tiene que hacer y la manera de implementarlo”.

El comisionado de las Grandes Ligas explicó que “muchas cosas parecen fáciles y no siempre lo son. Queremos que nuestros seguidores estén seguros en el campo, pero también hay muchos espectadores que nos han manifestado claramente que no les gusta sentarse detrás de una red…”.

Manfred reiteró que tratarán de llegar a un equilibrio sobre el asunto, tras admitir que es complicado por el hecho de que todos los estadios son distintos.

En cuanto a otras medidas de seguridad, Manfred explicó que, tras los atentados terroristas en Paris, y una serie de amenazas contra Estados Unidos, el asunto se vuelve de nuevo relevante en la reunión de enero, aunque las Grandes Ligas, al igual que el resto de los deportes profesionales del país ya tienen establecidos dispositivos importantes a la hora de proteger a los aficionados y jugadores.

Sin embargo, reconoció que el hecho de haberse llegado al final de la competición de la temporada regular y de la fase de los playoffs era algo que les beneficiaba en ese aspecto.

“Tenemos suerte de no estar jugando ahora”, destacó Manfred. “Evidentemente, tenemos algo de tiempo para trabajar con más garantía todos los aspectos relacionados con la seguridad”.

Al referirse al asunto de las barridas en la segunda base, Manfred señaló que el comité de competencia de los dueños recomendó seguir adelante con las conversaciones en las que participa el sindicato de peloteros.

“Todo está establecido con miras a modificar la regla sobre esas jugadas”, adelantó Manfred. “Creo que todo lo que sea avanzar en el camino de darle mayor protección a la integridad del jugador es beneficioso para nuestro deporte y para su progreso y desarrollo.EFE

Deja tu comentario

Recomendamos - Béisbol