Connect with us

Fútbol Internacional

Se quedaron cortos…

Recientemente la Comisión de Disciplina sancionó a los entrenadores de Olimpia y Motagua, los argentinos Héctor Vargas y Diego Vázquez, por armar tremenda reyerta en el último clásico, que terminó con triunfo de los azules.

Pero el resultado es lo de menos, estos dos “personajes” ya días se tienen una “espinita” clavada en el orgullo, que en vez de sacársela en la cancha, lo quieren hacer fuera de ella.

Resulta que en clásico hubo un pequeño roce entre el portero del Motagua, Marlon Licona, con el delantero de Olimpia, Alberth Elis, que concluyó con patadas, empujones y trompadas, entre jugadores y cuerpo técnico de ambos equipos.

La misma la provocaron este par de “malcriados”, que lo lógico era desapartar a los “peleones”, pero más bien los incentivaron a continuar “sonándose los mocos” con insultos.

Desde que ambos dirigen a los dos equipos más importantes del país, se han dedicado a decirse que uno es mejor que el otro, a palabrearse y se olvidan que se deben a dos equipos de renombre.

Yo creo que el castigo de cuatro partidos para Diego “la Barbie” Vázquez y tres para Héctor Vargas, la Comisión de Disciplina se quedó corta con la sanción.

A ello hay que agregarle que por culpa de la “La Barbie” Vázquez, el equipo fue castigado con 20 mil lempiras por haber desinflado los balones con la que se jugaba el clásico.

En lo personal, o les pongo un buen castigo, o los pongo de repolleros en un torneo completo, para que aprendan a respetarse, y más que todo, a respetar a los aficionados, que pagan por ver un espectáculo y no una pelea “callejera” entre dos argentinos irrespetuosos.

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Internacional