Connect with us

Bla Bla

Fortaleza nuestra… Desgracia mexicana…

Sin duda alguna que la visita a Honduras, sobre todo al estadio Olímpico Metropolitano, le provoca migraña a periodistas y seleccionados mexicanos, ayer no fue la excepción, el “enjambre” de colegas aztecas a su llegada revivieron fantasmas del pasado, siendo “protagonistas” los hondureños Carlos Pavón y Carlo Costly.

Y es que con motivo del juego eliminatorio que celebran hoy las selecciones de Honduras y México, varias televisoras mexicanas se han encargado de ponerle “pimienta” al compromiso, con muy malos recuerdos (para ellos) que datan desde hace 22 años sin conocer la victoria en San Pedro Sula.

Estas memorias sumado a un “olímpico infierno” y a dos verdugos de apellido Costly y Pavón, han provocado que nuestros colegas “aztecas”, visualicen en un segundo plano la engañosa victoria ante un grupo de “buenos amigos salvadoreños” y la millonaria plantilla que hoy ostenta el rival hondureño, donde solo Carlos Vela cuesta más que nuestros 23 guerreros.

Sin embargo, lo anterior no ha sido factor determinante para que la “garra” catracha se intimide ante la “opulencia” azteca, tomando en consideración que el miedo, las amarguras y dolorosas experiencias, se quedaron como un triste recuerdo aquel 2 de mayo de 1993 cuando caímos 1-4 jugando en el frío estadio Nacional de Tegucigalpa.

Hoy la situación es diferente y aunque no contemos con una de las mejores selecciones de nuestros tiempos, es un hecho que tendremos de nuestro lado a un estadio Olímpico y a una afición local como principales “verdugos”, en un “infierno” donde los fantasmas de Carlos Pavón y Carlo Costly seguramente provocarán sobresalto a más de dos inexpertos mexicanos.

Por lo demás todo está listo, la mesa está servida, le llegó el turno a Jorge Luis Pinto, toca mantener una supremacía de 22 años y demostrar que el estadio Olímpico sigue siendo… Fortaleza nuestra y desgracia mexicana.

Por: César Rosales
@cesarcafu

Deja tu comentario

Recomendamos - Bla Bla