Connect with us

De Todo Un Poco

La historia del niño que nació sin extremidades y juega al fútbol americano (Video)

El deporte es una herramienta fundamental para que los jóvenes puedan aprender a trabajar en grupo, a tolerarse, a compartir, pero por sobre todo a incluir.

La Stetson Middle School de Chester, Pensilvania, se encontraba en un dilema que decidió afrontar sin ningún tipo de prejuicio o discriminación.

Gaven Toney un estudiante de séptimo grado que nació sin sus extremidades, quiso formar parte del equipo de fútbol americano de la institución.

Si bien el joven de 12 años ya había practicado otros deportes como béisbol o lucha libre, el trabajo en equipo y el riesgo físico que implica jugar este nuevo deporte generaba un riesgo mayor en su salud.

Sin embargo, las autoridades decidieron cumplirle el sueño al estudiante: “Él sólo quiere ser un chico normal, y lo demuestra en todos los sentido. Él es una inspiración para todos ” , contó su entrenador, Mitch Hoffman.

A pesar de la malformidad con la que se enfrenta día a día Toney, siempre quiso formar parte del equipo: “Cada vez que tenía amigos en casa, nos gustaba jugar y pude vencer a todos. Ahora decidí llevarlo al campo y ver qué pasa. Hasta ahora, me estoy divirtiendo”.

El director técnico confesó que dudó con incluirlo en el primer equipo, pero los entrenamientos le demostraron que el joven podía ser muy útil dentro del campo de juego: “Puede hacer exactamente lo que un linea defensivo tiene que hacer. Es muy rápido, no le teme al juego físico y tiene la ventaja de jugar cerca del piso. En este deporte cuanto más bajo sos, más éxito tendrás”.

Para poder jugar, Toney utiliza unos cubos en la base de sus extremidades bajas que fueron aprobadas por la Asociación Interescolar Atlética de Pensilvania (PIAA).

Durante esta temporada, disputó casi todos los partidos de su equipo realizando un muy buen trabajo, sobre todo cuando enfrentaron a Fugett Middle School.

En aquel partido, el mariscal de campo del conjunto rival chocó con el joven de Pensilvania, pero la fuerza que con la que Toney arremetió provocó que el atacante entre en pánico, suelte la pelota y el equipo que defendía en ese momento logre convertir un gol de campo.

Para el último encuentro, el joven fue seleccionado como capitán de su equipo y su entrenador fundamentó su elección: “Mientras que algunos de los otros niños toman un poco de tiempo o un poco nervioso al salir, Gaven no lo duda. Ese es el tipo de chico que queríamos poner en el papel de líder. No tiene miedo de cometer errores y sus compañeros lo respetan “.

Hoffman sabe lo que es luchar contra una discapacidad, ya que su hermano está en una silla de ruedas luego de un accidente que tuvo hace varios años y el ver a Toney día a día le enseña que nada es imposible.

Además, el técnico remarcó la importancia de la madre en la vida de su hijo: “Hay una gran cantidad de personas que han estado ahí para él, pero la más importante es su madre. Su madre es increíble. Ella es una mujer increíble”.

La realidad marca que, a pesar de no contar con sus brazos a partir de los codos y de sus piernas desde las rodillas, Gaven Toney ha desafiado los retos que la vida le ha impuesto y disfruta ser parte del equipo de su escuela.

Su próximo objetivo, y para el cual deberá seguir trabajando será el de formar parte de los Philadelphia Eagles, el equipo del cual es fanática toda su familia.

Deja tu comentario

Recomendamos - De Todo Un Poco