Connect with us

Fútbol Internacional

Boca venció con polémica a Rosario Central y se consagró en la Copa Argentina

Boca, flamante campeón del fútbol argentino, y Rosario Central, el equipo revelación de la temporada. Los dos mejores equipos de la temporada se enfrentaban en el Mario Alberto Kempes en busca de la consagración en la Copa Argentina. Y aunque el partido se presentó parejo y atrapante desde el primer minuto, quedó desnaturalizó por una mala actuación arbitral que terminó propiciando la consagración del equipo de Arruabarrena.

La lluvia que cayó en Córdoba en los últimos días presentó un escenario en el que a ambos conjuntos se les hizo difícil plasmar las intenciones de sus entrenadores en la previa. El campo de juego estaba rápida, a los futbolistas les costaba hacer pie y el trámite se volvió trabado y cargado de imprecisiones.

El conjunto Xeneize arrancó metido en el partido y logró imponer su juego cerca del área de Manuel García. Sin embargo, los del Chacho fueron recuperando terreno a fuerza de marca y presión constante en toda la cancha y terminaron el primer tiempo mostrando más actitud y una mejor imagen que su rival. Los rosarinos buscaron lastimar por los costados, una de sus características principales, y así llegaron a la jugada más clara -y polémica- del partido.

Tras un envío largo de Franco Cervi, Marco Ruben se impuso en el área y aprovechó una salida con dudas de Agustín Orion para mandar la pelota al fondo de la red. Pero Diego Ceballos, a instancias del línea Marcelo Aumente, cobró una inexistente posición adelantada y anuló el tanto del goleador Canalla.

A partir de allí, Rosario Central fue superior a Boca, que terminó con Tevez y Calleri aislados del circuito de juego, y buscando generar peligro de contra.

El inicio del partido tuvo características similares, con el equipo rosarino con la misma actitud pero con el Xeneize más metido. Pero el trámite parejo se quebró por una nueva decisión de Ceballos, que redondeó una actuación bochornosa. Gino Peruzzi avanzó por la derecha, encaró al área y recibió una falta de Paulo Ferrari claramente fuera del área. Sin embargo, el juez decidió cobrar la pena máxima y Nicolás Lodeiro no perdonó desde los doce pasos.

Los rosarinos salieron con más fuerza que nunca en busca de poner paridad en el resultado y Ruben tuvo una chance clara que hizo lucir a Agustión Orion. Pero más allá de los esfuerzos del equipo de Coudet, Boca se refugió y pudo cuidar un resultado que le permitió conseguir su segundo título en menos de una semana, una consagración que seguramente dará mucho que hablar en los próximos días. (Goal.com)

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Internacional