Connect with us

Baloncesto

FIBA y principales clubes debatirán sobre la nueva máxima competición europea

La FIBA anunció que el 3 de noviembre se reunirá con una representación de los principales clubes europeos y con directivos de la Euroliga para debatir sobre el lanzamiento de lo que sería la nueva máxima competición continental.

El encuentro girará sobre el nuevo modelo de torneo propuesto a los principales clubes en julio “creado para proporcionar una base sólida para el futuro crecimiento del baloncesto europeo” que pretende además fortalecer las ligas nacionales y fomentar nuevos talentos, informó la FIBA en un comunicado.

Dicho modelo constaría de 16 equipos que jugarían entre sí en un formato de todos contra todos y en el que los ocho mejores pasarían a los ‘play-offs’.

Los españoles Barcelona Lassa y Real Madrid, Olympiakos y Panathinaikos de Grecia, Maccabi Tel Aviv (Israel), CSKA de Moscú (Rusia), Anadolu Efes Estambul (Turquía) y Fenerbahce Ulker Estambul (Turquía) tendrían su puesto garantizado.

También contarían con una plaza entre esos dieciséis equipos los campeones de las ligas de Francia, Alemania, Italia y Lituania, y las cuatro restantes se decidirían en una ronda de calificación entre equipos de 28 ligas nacionales.

Los pasados 13 y 14 de octubre, la FIBA ya informó en una reunión a la Unión de Ligas Europeas de Baloncesto (ULEB) y representantes de 25 ligas nacionales sobre su “ambicioso” plan para el futuro del deporte de la canasta en el viejo continente que, a su juicio, “está lejos” aún de alcanzar su potencial crecimiento.

Según reconoció hoy el secretario general de la FIBA, Patrick Baumann, están “muy interesados” en conocer el próximo 3 de noviembre la opinión de los clubes sobre el modelo propuesto.

“Estamos deseando -explicó- abrir un diálogo constructivo sobre el futuro del baloncesto profesional en Europa y estamos muy satisfechos de comprobar que las federaciones nacionales y otros estamentos del baloncesto desean remodelar el sistema de competiciones europeas de clubes”.

En opinión de la FIBA, se trata de un modelo “claro y transparente” que protegería las ligas nacionales.

Para ello habría que crear una empresa que se encargase de administrar la nueva competición, de centralizar los derechos de televisión y de obtener ingresos que garantizasen una distribución de 30 millones de euros por temporada a los clubes que compiten, añade el comunicado.

Deja tu comentario

Recomendamos - Baloncesto