Connect with us

Baloncesto

LeBron James quiere acabar con la ‘maldición’ de Cleveland

La temporada 2015-16 de la NBA comenzará este martes con Golden State Warriors como defensor del título, una corona conquistada la temporada pasada con el vistoso estilo que lidera Stephen Curry y que sirvió para batir a Cleveland Cavaliers de LeBron James, referentes de la Conferencia Este y de nuevo aspirantes al título como Oklahoma City Thunder, San Antonio Spurs, Los Angeles Clippers, Houston Rockets, Atlanta Hawks o Chicago Bulls.

El pasado curso, los Warriors sorprendieron con un baloncesto muy atractivo que les permitió convertirse en el mejor equipo de la temporada regular sin discusión (67-15) y, posteriormente, conquistar el cuarto anillo de su historia cuarenta años después de haber ganado el tercero, batiendo en la pelea final a los Cavaliers (4-2).

Curry, nombrado MVP de la temporada regular después de volver a batir el récord de triples (286), comandó a un grupo que, salvo David Lee, mantiene al resto de referentes: Klay Thompson, Draymond Green, Harrison Barnes o Andre Iguodala, MVP de las últimas ‘Finales’. Derribada la puerta de la gloria, el reto del equipo entrenado por Steve Kerr es mantenerse en lo más alto frente a una competencia feroz.

El nivel sigue siendo especialmente alto en la Conferencia Oeste, donde varias franquicias cuentan con argumentos para poner en serios aprietos a los Warriors, empezando por los ‘resucitados’ Thunder de Serge Ibaka, que aspiran a recuperar su nivel de antaño apoyados en la recuperación de Kevin Durant, que el próximo verano se convertirá en agente libre.

El MVP de 2014 vivió martirizado por las lesiones la pasada temporada y acumula ganas para lograr su primer anillo, después de proclamarse subcampeón en 2012. También tiene sed de revancha su fiel escudero Russell Westbrook, que el último curso asombró con sus actuaciones, aunque no pudo impedir que Oklahoma se quedara fuera de los ‘play-offs’.

En el Oeste también quiere seguir dando batalla tres ‘viejos vaqueros’ como Tim Duncan (39 años), Manu Ginobili (38) y Tony Parker (33), que posiblemente afrontan su última cruzada juntos. La llegada de un ‘All Star’ como LaMarcus Aldridge alimenta las opciones de los Spurs, campeones en 2014 y eliminados en primera ronda de los últimos ‘play-offs’ a manos de los Clippers.

Precisamente el equipo californiano también tiene ganas de desquitarse, después de perder en el séptimo partido de la semifinal de la Conferencia Oeste ante Houston. Chris Paul, Blake Griffin y DeAndre Jordan se mantienen como pilares de una franquicia reforzada con la experiencia de Paul Pierce y la incógnita que supone Lance Stephenson.

En este poderoso ramillete de aspirantes del Oeste también figuran Memphis Grizzlies, reforzados por la renovación de Marc Gasol y con la continuidad de todos sus hombres importantes, un proyecto bien madurado que sigue soñando con disputar las primeras ‘Finales’ de su historia.

Además, los Rockets intentarán repetir entre los cuatro mejores equipos de la NBA impulsados con el fichaje de Ty Lawson, que apuntala una plantilla de nuevo comandada por James Harden y Dwight Howard, y Los Angeles Lakers intentarán resurgir tras una temporada aciaga. Kobe Bryant, quien podría estar ante su último año en activo, ya está recuperado de sus problemas físicos y listo para reactivar al equipo, ayudado por el ‘hijo pródigo’ Metta World Peace y el talento que puedan demostrar los jóvenes Julius Randle y D’Angelo Russell.

CLEVELAND TIRA LA CASA POR LA VENTANA PARA ALCANZAR LA GLORIA

Un año más, la Conferencia Este parece acumular menos talento y, de hecho, en las últimas siete temporadas solo ha habido un equipo capaz de inscribir en el palmarés de la NBA, los Miami Heat de LeBron James, que el verano pasado emprendió el camino de vuelta a Cleveland y a punto estuvo de coronar un epopeya heroica.

Al mando de un equipo muy castigado por las graves lesiones de pilares fundamentales como Kevin Love y Kyrie Irving, ‘King James’ logró devolver a su equipo a la ‘Finales’ ocho años después, pero los Warriors apartaron a Cleveland del ansiado primer anillo de su historia.

A sus 31 años, LeBron mantiene su ambición intacta y dirige a una plantilla poderosa en la que, además de contar con los recuperados Love e Irving, se ha reforzado con un viejo socio como Mo Williams y con el pívot Sasha Kaun, que ayudará en la pintura a su compatriota Timofey Mozgov y al renovado Tristan Thompson.

Con la plantilla mejor pagada de toda la NBA, los Cavaliers son claros favoritos en el Este ante las candidaturas que puedan presentar rivales como los Hawks, convertidos en el equipo revelación del año pasado, pero arrollados en la final de Conferencia (4-0).

Atlanta mantiene su apuesta por el juego en equipo, que le permitió llevar a cuatro jugadores al último ‘All Star’, y ha reforzado su juego interior con Tiago Splitter y el prometedor Walter Tavares, recién llegado del Herbalife Gran Canaria.

Otra víctima de Cleveland en los últimos ‘play-off’ fue Chicago, que estrena técnico con Fred Hoiberg y vuelve a vivir pendiente de la salud de Derrick Rose. El MVP de 2011 se fracturó un hueso de la cara en pretemporada, pero ya ha reaparecido y espera que su cuerpo le permita volver a brillar al lado de Pau Gasol, Nikola Mirotic y Jimmy Butler. Precisamente el duelo Bulls-Cavaliers abrirá la acción en la madrugada del martes al miércoles junto con los partidos Warriors-Pelicans y Hawks-Pistons.

Deja tu comentario

Recomendamos - Baloncesto