Connect with us

De Todo Un Poco

Esta es la maldición de la cabra de los Chicago Cubs (Video)

Los Chicago Cubs llevan 107 años sin ganar la Serie Mundial y, en ese lapso, una serie de eliminaciones insólitas alimentó el mito de la mala fortuna, por lo que un día el dueño del  equipo le impidió la entrada al estadio a la cabra y la suerte del equipo cambió para siempre.

En ese entonces, la dueña de una famosa taberna llamada Billy Goat Tavern, Williams Sianis, intentó entrar al estadio con su mascota, la cabra Murphy. Sin embargo, Wrigley le negó el acceso al animal y el dueño del bar se retiró lanzando insultos y una pesada maldición que, parece, todavía sigue vigente.

“Los Cubs no volverán a ganar. ¡Nunca más ganarán las World Series hasta que no se le permita la entrada a la cabra al Wrigley Field!”, espetó a su salida.

Desde 1945 los Cubs no logran acceder a la Serie Mundial y, entre todas las frustraciones que vivieron en todos estos años, la recordada serie ante los Florida Marlins en la final de la Liga Nacional de 2003 fue la más llamativa. A un partido de quedarse con el pasaje a la final y ganando 3-0 en la octava entrada, un hincha tomó una pelota y evitó que su equipo lograra otro out para acercarse a la victoria.

En Volver al Futuro II, Marty McFly y Emmet Brown se muestran sorprendidos cuando en una pantalla gigante se enteran que los Chicago Cubs son campeones de la Serie Mundial de la MLB. Y la supuesta noticia cobra relieve porque la franquicia de la Ciudad del Viento carga con una pesada maldición que hace que, con 107 años de sequía, sea el equipo con más tiempo sin celebrar.

Tras los títulos de 1907 y 1908, los Cubs ganaron la Liga Nacional en siete ocasiones, pero en 1945 algo cambió, ya que ese año, la suerte abandonó Chicago para siempre.

Mientras que en el cuarto partido de la Serie Mundial ante los Detroit Tigers, estando 2-1 arriba y jugando como local, P. K. Wrigley, el dueño de la franquicia, tomó una decisión que alteró el destino.

Increíblemente, el ánimo del estadio cambió, aun cuando los números le sonreían a los Cubs, mientras que la energía se transformó y los Marlins revirtieron el marcador y terminaron imponiéndose 8-3.

Todos sabían que la cabra había vuelto. El séptimo partido fue un trámite cantado y el equipo de Florida se quedó con el pasaje a la Serie Mundial. La maldición pareció dejar a los Cachorros en la puerta de otra final y el famoso incidente de Steve Bartman (el desafortunado hincha que tomó la pelota y luego vivió un calvario) quedó grabado en la memoria de los hinchas para siempre.

Deja tu comentario

Recomendamos - De Todo Un Poco