Connect with us

Béisbol

Dodgers ganan con polémica jugada

El segunda base Chase Utley llegó a la intermedia “barriéndose” y provocando fractura al parador en corto panameño Rubén Tejada en el séptimo episodio, en una jugada clave que permitió a los Dodgers de Los Ángeles conseguir racimo de cuatro carreras y derrotar 5-2 a los Mets de Nueva York.

El triunfo de los Dodgers empata 1-1 la serie de división de la Liga Nacional, que se juega al mejor de cinco.

Tejada, que trataba de poner out a Utley, quien corría desde la inicial, fue golpeado en la pierna derecha en la “barrida” del segunda base de los Dodgers y resultó con fractura.

La jugada que salpicó de controversia al partido se dio en la parte baja de la séptima entrada, cuando los Dodgers estaban en desventaja de 1-2 y tenían corredores en primera y tercera bases con un out en la pizarra.

En su turno al bate Howie Kendrick hizo jugada de selección y el intermediarista de los Mets, Daniel Murphy que pudo hacerse de la bola, la mandó a Tejada, quien trataba de lograr doble out.

Pero el doble play no fue logrado porque Utley, que corría de primera a segunda, hizo una “barrida” brutal, golpeando la pierna derecha de Tejada, que ante el impacto “voló” unos metros y cayó al césped.

Kendrick llegó a la primera mientras que la carrera del empate llegaba a la registradora.

Después de una revisión médica a Tejada le pusieron una protección en la pierna y lo transportaron en un carro de seguridad hacia los vestuarios.

De acuerdo a los Mets, Tejada sufrió fractura en la fíbula derecha, el hueso paralelo a la tibia.

Utley permaneció en la intermedia, aunque luego de una revisión al vídeo, se observa que Tejada no estaba tocando la base, y que Utley tampoco tocó la almohadilla.

El siguiente en el turno, el primera base mexicano Adrián González pegó doble de dos carreras y llegó a la registradora con doble de Justin Turner para completar el racimo de cuatro.

González hizo cuatro viajes a la caja de bateo, pegó una vez, remolcó dos carreras sumando tres impulsadas en la fase final, y anotó una, dejando en .250 su promedio de bateo.

El guardabosques puertorriqueño Enrique Hernández hizo dos viajes a la caja de bateo y pegó una vez, también llegó a la timbradora en una ocasión.

En la lomita el abridor Zack Greinke (1-0) se acreditó el triunfo en trabajo de siete entradas al aceptar cinco imparables, dos jonrones y dos carreras.

Por los Mets, los guardabosques el cubano Yoenis Céspedes (1) y Michael Conforto (1) pegaron sendos jonrones.

Con su vuelacercas Conforto se convirtió en el segundo jugador en la historia de los Mets en pegar jonrón en su primera oportunidad con el bate en partido de fase final. El primero fue el venezolano Edgardo Alfonzo, que jonroneó en 1999.

Mientras que Céspedes tuvo tres enfrentamientos con el lanzador, pegó una vez y sacó la pelota del campo, sin corredores en los senderos. Céspedes deja en .143 su promedio con el tolete en lo que va de fase final.

La derrota la cargó el abridor Noah Syndergaard (0-1) en seis entradas y un tercio, permitió cinco imparables y tres carreras, dio cuatro pasaportes y ponchó a nueve.

El tercer partido de la serie se llevará a cabo el lunes en el Citi Field, campo de los Mets, cuando éstos suban a la lomita a su abridor el diestro Matt Havery, y los Dodgers inicien con el zurdo Brett Anderson.

Deja tu comentario

Recomendamos - Béisbol