Connect with us

Más de Honduras

Carlos Zelaya: Seis décadas forjando deportistas

Por: Geovanni Gómez
@geovannygo

Humilde, sencillo, un verdadero quijote del deporte, don Carlos Alfonso Zelaya Roque, quien a sus 85 años comparte toda aquella experiencia vivida en los campos del deporte y en las recordadas instituciones como la Regional Deportiva del Centro, donde ayudó a muchos clubes atletas a sobresalir, en su delicada función de secretario regional, atendiendo a los departamentos de la zona central del país.

Muy ameno y muy sincero, en su hogar de la colonia Kennedy, recordando hechos y anécdotas que estaban guardadas o perdidas en el tiempo, y que vale la pena rescatar para dejarlas escritas en esta nota que hoy compartimos con nuestros lectores.

A pesar de su edad y que convive con su enfermedad cardiovascular de hipertensión arterial, no se desanima para seguir adelante, aunque todavía se recupera de una gran pérdida, la muerte de su hermana, con quien vivió los últimos años, sin embargo hay don Carlos para rato, sus amigos y demás familia, están pendientes de él y eso lo hace sentirse querido, admirado para seguir adelante, en una vida no muy fácil, pero con muchas cosas positivas.

¿De dónde es don Carlos?
Nací en la Villa de San Francisco, pero me trajeron desde los 6 meses, fuimos un poco errantes, luego vivimos en Cantarranas, San Juancito, El Paraíso, esto fue así porque vengo de una familia luchadora que necesitaba buscar el sustento de cada día.

¿Una vida dedicada al deporte?
Son tantos años bien vividos en una actividad que me apasiona, aunque ya tengo casi una década de no ir al estadio. Como dirigente me retiré hace 10, aunque de vez en cuando me llaman para asesoramiento deportivo de la Liga Mayor Francisco Morazán y de la Liga de primera B, creo que cumplí mi ciclo, me siento satisfecho porque colaboré con el deporte a beneficio de mi país.

¿Cómo fueron sus inicios?
Cuando vivía en el barrio Juan Ramón Molina, allí de jóvenes formamos un equipo llamado América, con muchachos del barrio La Hoya y el Morazán, el que duró solamente tres años. Tuve la satisfacción de hacer un juego amistoso con la selección nacional, que dirigía Pedro Celestino Da Cuhna, nos recetó una paliza de 7-1.

Debate en reunión de béisbol, aparecen Jorge Cálix, Rolando Maradiaga, Luis “Meneíto” Ramírez, Manuel López Mayorga, Manuel de Jesús Ortiz y Carlos Zelaya.

Debate en reunión de béisbol, aparecen Jorge Cálix, Rolando Maradiaga, Luis “Meneíto” Ramírez, Manuel López Mayorga, Manuel de Jesús Ortiz y Carlos Zelaya.

¿De que jugaba usted?
Antes se jugaba con tres centrales, y allí estaba yo, no lo hacía mal, tengo buenos recuerdos, pero mi carrera fue corta por razones de trabajo.

¿Recuerda algunos de sus compañeros de equipo?
Recuerdo algunos como el capitán de aviación, Marco Tulio Rivera, también a Adalberto Ríos, quien vive en San Pedro Sula. Otro futbolista destacado de nuestra generación fue Cecilio Salinas.

¿Por qué no siguió su carrera como futbolista?
En 1951 ya no jugaba, me fui Santa Bárbara a supervisar unos trabajos que estaban haciendo en el Instituto Independencia, ya no me quedaba tiempo de entrenar ni jugar, pero si ayudaba como dirigente al equipo Latinoamérica.

¿Cómo llega a ser dirigente deportivo?
En 1949 funcionaban las ligas de fútbol de primera B y la liga mayor, y el club Latinoamérica, afiliado a la segunda, me nombra delegado al congreso regional deportivo, luego fui vocal 1 y fiscal, ya en 1968 me nombran secretario regional deportivo del centro.

¿Cuál era el trabajo en la Regional Deportiva?
El trabajo era tratar de organizar nuevas ligas en la zona central, teníamos la administración deportiva de siete departamentos, allí comenzamos a crear ligas en los diferentes deportes que resurgieron en el país. En ese tiempo la Federación Deportiva Extraescolar nos daba un presupuesto de 30 lempiras anuales para hacer el trabajo en los departamentos que nos correspondía, los viáticos para cada desplazamiento era de cuatro lempiras.

Una de las constantes visitas como secretario de la Regional Centro Oriente de Carlos Zelaya a Marcala, La Paz.

Una de las constantes visitas como secretario de la Regional Centro Oriente de Carlos Zelaya a Marcala, La Paz.

¿Qué proyectos recuerda?
El primer viaje fue a Juticalpa donde con Lucas Ayala Méndez organizamos la primera Liga de Primera División que lleva su nombre y también la liga juvenil. También en Catacamas organizamos la Liga Óscar Ostilio Hernández, aprovechamos el hecho para conseguir una donación de un terreno con el alcalde, quien gustosamente lo donó y allí se construyó lo que actualmente es el estadio Rubén Guifarro, el que contaba con pista atlética.

¿Qué más hicieron en la Regional?
También tuvimos otros viajes muy productivos en Choluteca, Comayagua, Valle y El Paraíso. En el oriente se fundó la liga mayor de fútbol Unida de Oriente en El Paraíso, y en Danlí la Pedro Nufio, la que desarrollaba sus partidos en el campo Julio Verne.
En Siguatepeque se creó la liga de fútbol Amado Sánchez. Recuerdo que fuimos, cofundadores de las ligas menores de béisbol, natación, liga central de ajedrez, atletismo, boliche y fútbol menor con su liga Juan Alberto Melgar Castro.

¿Qué otros terrenos consiguieron?
Fuimos a El Triunfo, Choluteca, para solicitar un terreno para el béisbol, la gran satisfacción es que esas cuatro manzanas aún sirven al deporte en el sur, donde los triunfeños van a ver su liga local. También se hicieron las gestiones en Siguatepeque para construir el estadio Roberto Martínez, en esa ocasión nos acompañaron recordados periodistas y dirigentes de la regional del norte como Francisco Flores Paz y Efraín Zúñiga Chacón, así como el dirigente, don Carlos Ponce.

De los famosos congresos deportivos, ¿qué recuerda?
Los congresos se desarrollaban conforme a los estatutos, venían los delegados de las ligas de los siete deportes, traían sus presupuestos y ponencias, además nombraban la directiva de la regional y los delegados al congreso de la FNDEH, donde llevaban algunas propuestas, incluso solicitábamos cambios en la legislación deportiva.

¿Cómo califica el desaparecimiento de la FNDEH?
No, fue positivo, para el caso en el fútbol ahora no se apoya a las ligas menores como lo hacíamos nosotros, por eso va decayendo y eso provoca hacer papeles indecorosos en los campeonatos mundiales, quizá ahora con Pinto el asunto cambie. Yo siempre he estado en contra de repatriar jugadores para la eliminatoria, porque se vienen a cuidar y no dejan todo en la cancha como los primeros legionarios que tuvimos, recuerdo a Royal Álvarez, Will García, Enrique “Coneja” Cardona y otros, quienes venían con todo a defender el país sin importar si le pagaban o no su llegada al país.

En 1979 gestionaron la donación del terreno donde hoy es el estadio Roberto Martínez Ávila de Siguatepeque, en la gráfica: Carlos Ponce, Ramón de Jesús Sabillón, Francisco Flores Paz, Efraín Zúñiga Chacón, Manuel Jesús Ortiz y don Carlos Zelaya.

En 1979 gestionaron la donación del terreno donde hoy es el estadio Roberto Martínez Ávila de Siguatepeque, en la gráfica: Carlos Ponce, Ramón de Jesús Sabillón, Francisco Flores Paz, Efraín Zúñiga Chacón, Manuel Jesús Ortiz y don Carlos Zelaya.

¿Cómo valora sus casi 60 años en el deporte?
Estoy satisfecho porque aporté al algo al país, apoyando a todos los deportes, porque así se forjan futuros ciudadanos, una frase que siempre la decía “Chico” Flores Paz. Tuvimos la suerte de organizar el deporte en esos departamentos que estaban olvidados, y por eso siempre se acuerdan de mí.

¿A qué excompañeros de la regional recuerda?
No olvido a mis compañeros como Manuel Castro Wu, Jorge Abudoj Frixione, Castro Brown, la esposa de Andrés Torres, doña Tinita de Torres (QDDG), Marciano Montoya, Manuel de Jesús Ortiz, Jaime Zaldívar, entre otros, pero tampoco debo olvidar a Miriam Yolanda Hernández, quien hizo un gran trabajo como secretaria de la Regional Deportiva del Centro.

¿Fiel seguidor del Federal?
Fui parte del Federal, colaboré bastante con sus ligas menores, pero fue una institución que no tuvo mucha suerte en cuanto a tener quijotes como directivos, el equipo se mantenía con dos o tres, quienes cubrían las necesidades, actualmente solo quedan en ligas menores y en veteranos, quizá el único que se mantiene es Fortincito, pero pasa muy enfermo, es una persona de casi 90 años.

Carlos Zelaya inició como futbolista del club América, en la gráfica de pie Napiro y Gustavo Flores, mientras agachados Marco Tulio Rivera y Carlos Zelaya.

Carlos Zelaya inició como futbolista del club América, en la gráfica de pie Napiro y Gustavo Flores, mientras agachados Marco Tulio Rivera y Carlos Zelaya.

¿De dónde vino ese afecto al Federal?
Me hice Federal porque en la avenida Juan Ramón Molina quedaba la sede del club, allí estaba la casa de don Toribio Álvarez, el gran entrenador de la Academia Verde y Amarilla, además era amigo de “Pisica” Iglesias, Felipe Barahona, su hermano “Cayuyo” Williams, quien se retiró del Federal porque fracturó a uno de los hermanos Uclés.

¿También ayudó al Campamento?
Fui gerente de Campamento, en ese tiempo el equipo no contaba con un estadio adecuado para juegos de Liga Nacional, por lo que todos los partidos de local los hizo en Tegucigalpa.

¿Qué tal esa experiencia en el Campamento?
No quiero referirme a la directiva, ellos tuvieron la culpa que el equipo solamente estuviera un año en Liga Nacional, me enviaron una nota donde me nombraron gerente, platiqué con ellos de las necesidades, pero el proyecto fue fracasando por los resultados, se fueron alejando poco a poco por falta de dinero, la planilla del equipo andaba entre 8 y 10 mil lempiras.

De ese equipo recuerdo algunos jugadores reconocidos como el chileno Julio del Carmen Díaz (entrenador-jugador); Tomás Santos, entre otros.

Deja tu comentario

Recomendamos - Más de Honduras