Connect with us

Fútbol Internacional

Barça más fiable se sobrepone a la exigencia del calendario

Firmó el Barça en el Calderón el mejor partido del curso y lo consiguió en un momento complicado, sin Leo Messi en el equipo titular, volviendo tras un carrusel de partidos internacionales y en un escenario exigente.

A pesar del difícil calendario inicial, los de Luis Enrique están en lo más alto con tres victorias en tres partidos. Nueve puntos con cuatro goles a favor, optimizando su rendimiento y mostrando que el equipo ha ido aumentando registros al innegable talento que le llevó la temporada pasada hasta la triple corona.

Da igual la sanción de Gerard Piqué, las lesiones de jugadores determinantes, la última de Claudio Bravo, la anterior de Dani Alves. Da lo mismo si Leo Messi no se entrena -tenía permiso del club para asistir al parto de su segundo hijo- o si el escenario es de los más complicados del calendario, el Barça parece un punto por encima y demostró su madurez.

Sustituyó Marc André Ter Stegen a Bravo, que estará tres semanas de baja a causa de una lesión muscular, y se recuperó a tiempo Sergi Roberto para seguir despuntando en el lateral derecho y supliendo como pocos pensaban a Dani Alves.

Sergi Roberto, que jugó algunos partidos como lateral durante la temporada, se encontró con una oportunidad inesperada con la lesión de Alves en San Mamés. Desde ese momento, ese talentoso centrocampista se ha convertido en un sorprendente carrilero, con la capacidad para defender, pero sobre todo para progresar por la derecha con mucho criterio.

A todo ello hay que sumar el nuevo papel de Andrés Iniesta, brillante en este inicio de temporada, capaz de armar el equipo desde más atrás, una opción que parecía perdida con la marcha de Xavi Hernández, pero recuperada con la nueva versión del ya primer capitán azulgrana.

Y después está la tripleta delantera. Tres delanteros letales que vuelven a ser decisivos. Luis Suárez marcó el único gol en San Mamés e intervino en el que marcó Vermaelen ante el Málaga; Neymar, que no pudo empezar bien la temporada a causa de unas paperas, fue el autor del 1-1 en el Calderón y Messi volvió a ser decisivo.

Leo, que no había marcado ningún gol en los dos primeros partidos, salió para jugar 30 minutos. Había llegado de dos partidos con su selección el viernes a Barcelona y no participó en el único entrenamiento que podía hacerlo. ¿El motivo? El parto programado de su mujer y el posterior nacimiento de su hijo Mateo.

Por eso viajó a Madrid sin entrenarse y por eso no jugó de salida. Pero en la media hora que estuvo en juego, dinamitó el partido y anotó el 1-2 que le dio el triunfo a su equipo y prolongó la buena racha de resultados del Barça ante el Atlético.

La única nota negativa del partido fue la lesión de Thomas Vermaelen. El belga, lesionado de larga duración -estuvo un año por problemas en los isquiotibiales que le obligaron a pasar por el quirófano-, sufrió un problema en el sóleo y estará unas tres semanas de baja.

Mientras tanto, el fútbol no se para. Hoy el equipo ha descansado y mañana volverá a los entrenamientos. Próximo destino: Roma, donde el Barça debutará el próximo miércoles en la Champions. EFE

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Internacional