Connect with us

Bla Bla

Cambios y más cambios

Por: Juan de Dios Castillo Jr.

Una vez más nos encontramos con algo que afecta mucho al fútbol latinoamericano; la falta de planeación y seguimiento a un proceso. Al parecer los ilustres directivos de la Federación Mexicana de Fútbol han decidido buscar el camino fácil de nueva cuenta y han contratado a un entrenador “interino” para enfrentar el compromiso que le daría a México el pase a la Copa Confederaciones.

El interinato no es en sí algo malo, mi padre tuvo la fortuna de dirigir a la selección de Honduras en algo que los directivos querían fuera un interinato. La diferencia es que él lo tomó con gran seriedad y profesionalismo, pensando en una continuidad de su trabajo. Fue tan así que con un equipo muy joven y “reforzado” con dos o tres legionarios (que por cierto no eran los más populares) logró hacer algo que aún hasta hoy no se ha repetido, ganar la Copa Uncaf de manera invicta. Con todo en contra logró hacer un gran grupo y afrontar el compromiso con muchísimo profesionalismo y asumiendo toda la responsabilidad.

He aquí la diferencia con respecto a la nominación de Ricardo “Tuca” Ferreti como seleccionador interino, cuando mi padre aceptó dirigir a la H, él no tenía compromiso con ningún equipo, así que pudo estar concentrado al 100% en la planeación y estructuración de su plan de trabajo. El “Tuca” dirige actualmente a Tigres de la UANL, así que va a estar “dividido” entre Tigres y la selección. Incluso él ha dejado claro que al término de su contrato se regresa a su club. Pero de igual forma había dicho antes que prefería ser “barrendero a seleccionador nacional”.

Quiero dejar claro que no lo veo como un problema muy grande, pero sí me llama la atención algo: ¿Quién se va a hacer responsable si no se logran los objetivos?

¿Quién va a dar la cara a la afición si las cosas no se dan? El “Tuca” no me cabe duda que lo hará, pero después se irá de regreso a su equipo y a lo que sigue.

Tampoco me gusta el tono que se le da a este interinato haciéndolo ver como que el “Tuca” viene a hacerle un favor a la selección.

De manera que le tuvieron que rogar a un entrenador para venir a “echarnos la mano”, como si de pronto el dirigir a la selección nacional no fuera un orgullo o un logro máximo para cualquier entrenador. Me intriga saber qué está planeando la Femexfut o si en realidad existe algún plan a largo plazo. Los últimos años ha sido de una inestabilidad en la dirección técnica del equipo mexicano que da miedo.

6 entrenadores en los últimos 6 años y si nos vamos un poco más atrás han sido 14 los entrenadores en los últimos 20 años, solamente se ha respetado un solo proceso completo (el de Ricardo Lavolpe). Esto es muy diferente a lo que han hecho en los Estados Unidos donde han tenido 4 entrenadores en los últimos 20 años y la realidad es que han entregado mejores resultados a nivel de selección mayor. Tan fue así que eliminaron al TRI para conseguir el tan anhelado quinto partido.

Este ha sido el pecado capital del fútbol mexicano, pero en general del fútbol del área; la falta de planeación y continuidad, no saber reconocer procesos, ni cuáles son necesarios cortar o dejarlos seguir.

Esperemos que Honduras y los demás equipos del área aprovechen esta oportunidad para darles continuidad a sus proyectos y puedan obtener el éxito que están buscando. Pareciera que en México poco o nada les importa a esos ilustres directivos que están en la Federación Mexicana de Fútbol que los demás se acerquen y crezcan.

Deja tu comentario

Recomendamos - Bla Bla