Connect with us

Baloncesto

Nigeria, Túnez, Senegal y Angola buscan el título africano

Las selecciones de Nigeria, Senegal, Angola y la anfitriona Túnez se juegan a partir de mañana las semifinales el Afrobasket 2015, título que lleva aparejado una plaza de acceso directo a los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Tras una semana de muchas emociones pero escasa calidad, el mejor baloncesto que se puede ver en África se abrirá con un duelo entre dos equipos con jugadores NBA en sus filas: Senegal, que tiene cinco títulos -el último logrado en 1997- y Nigeria, finalista por última vez en 2003.

Los senegaleses parten como favoritos tras un impecable torneo, en el que cuentan los partidos por victorias, incluido su enfrentamiento hace una semana con el vigente campeón, Angola, en la fase de grupos.

Además, cuentan con el hombre más en forma de esta edición del Afrobasket: Gorgui Dieng, el pivot de 2,11 y 18 años que forma parte de la plantilla de los Minnesota Timberwolves.

Dieng, máximo encestador del torneo, promedia 24,2 puntos y 15,2 rebotes por partido (32,2 de valoración) y se ha convertido en el mayor intimidador en la zona.

El pivot volvió a ser decisivo este jueves en el partido de cuatros de final con Argelia (75-58) anotando 20 puntos y capturando 17 rebotes, cifras esenciales para que Senegal alcanzara las semifinales por segunda vez consecutiva.

Enfrente tendrá el sábado a Nigeria, selección a la que derrotó en los cuatros de final del Afrobasket 2013, y que fue la primera en sellar su pase tras una fácil victoria frente a Gabón (88-64), equipo que había sorprendido en el torneo al eliminar a la siempre peligrosa Cabo Verde.

Nigeria se sostiene en el trabajo de Olaseni Lawal, jugador del Sassari italiano -máximo reboteador del equipo con 8,8 rebotes de media por partido- y la muñeca del alero NBA de los New Orleans Pelicans y Portland Trail Blazers Al-Farouq Aminu

Aminu, junto al escolta de los Springfield Armor de EEUU, Michael Umeh, y al base Michael Gbinije, que juega en su país, sumaron 43 puntos en la victoria que permite a Nigeria jugar las semifinales por vez primera desde 2011.

La escuadra echa de menos, sin embargo, la aportación de Festus Ezely, campeón de la NBA con los Golden State Warriors, que no fue convocado por el seleccionador nacional.

El partido más atractivo es, sin embargo, el que disputaran a última hora del sábado el anfitrión, Túnez, y el actual campeón y dominador del torneo en la última década, Angola, para muchos la “final anticipada”.

Los norteafricanos, únicos capaces de llenar los pabellones en un torneo con escasa asistencia de público, derrotaron con más apuros de los esperados a Mali (60-67), dos días después de su agónica victoria -con una canasta en el último segundo- ante Marruecos en el derbi norteafricano.

Las “águilas tunecinas” cuentan con un poderoso Salah Mehri, en estado de gracia desde que dejara la disciplina del Real Madrid y fichase esta misma temporada, para sorpresa de muchos aficionados, por los Mavericks de Dallas.

El pivot, de 2,17 y 29 años, promedia 7,2 puntos por partido y 6,6 rebotes y ha sido fundamental como intimidador en la pintura en varios partidos.

A su lado, Makram Ben Romdhane se ha convertido en una especie de “hombre franquicia” para la selección norteafricana, que aspira a reeditar el título logrado en 2011 en Madagascar, precisamente ante la poderosa Angola.

Ben Romdhane, que juega en la liga egipcia, lidera las estadísticas del equipo con 15,8 puntos por partido, 8,4 rebotes para un 17,4 de valoración.

Por su parte, Angola, que inició el Afrobasquet 2015 con una inesperada derrota por un punto ante Senegal, parece haber recuperado el nivel de juego que le ha llevado a ganar once títulos continentales desde 1989.

El miércoles derrotó sin apenas apuros a Egipto (83-63), un equipo en evidente progreso, al que ya batió en la final de 2013 en Costa de Marfil, esta vez con un Carlos Morais espectacular en la línea de tres puntos, que le permitió ser el máximo encestador del equipo con 19 puntos.

Morais, ahora en la liga angoleña, cuenta con la complicidad del ex de Los Angeles Clipper Yannick Moreira, una dupla de mucha experiencia y músculo frente a la que poco pudo hacer la jovencísima estrella egipcia, Assem Marei, jugador de la Universidad de Massachussets (NCAA).

El ganador del Afrobasket 2015, que se conocerá la noche del domingo, sacará billete directo para Río 2016 mientras que los tres equipos restantes tendrán una segunda oportunidad en la liguilla clasificatoria de 12 equipos. EFE

Deja tu comentario

Recomendamos - Baloncesto