Connect with us

Fútbol Internacional

Las muchas vidas de Raí, mítico jugador de Brasil y del Sao Paulo

Los 50 años de Raí, mítico jugador del Sao Paulo y del Paris Saint Germain, comprenden muchas vidas: la de la estrella internacional, la del campeón del Mundo en 1994, la del hermano pequeño de la leyenda Sócrates o la de quien fue abuelo a los 33 años.

Un pedazo de todas ellas forman parte de “Raí auto_fotobio”, una autobiografía construida en torno a casi 100 imágenes de su vida que está presentando este mes en Brasil.

“La idea de hacer el libro vino de la editorial y, aunque nunca me tentó mucho publicar una biografía, como estaba llegando a los 50 pensé que podría ser un buen momento. Me gustó el concepto de que fuera una fotobiografía, algo más leve y lúdico”, afirmó Raí a la AFP.

En la primera fila de un coloquio íntimo realizado el martes en un cine de Sao Paulo, la matriarca doña Guiomar encabeza una amplia representación de la familia Souza Vieira, la única que le ha dado dos capitanes en Copas del Mundo a la selección brasileña: Sócrates en España-1982 y México-1986 y Raí en Estados Unidos-1994.

rai sao

El peso de la sangre en la vida y exitosa carrera de este mediocampista que reinó en el Sao Paulo de los ’90, donde consiguió dos Copas Libertadores y una Intercontinental, y que marcó una era en el Paris Saint Germain (1993-1998), impregna este libro de 160 páginas.

En múltiples fotografías comentadas, Raí hace referencia a sus cinco hermanos mayores -Sócrates, Sóstenes, Sófocles, Raimundo y Raimar- y no duda en volver la vista hacia aquella infancia vivida en Ribeirao Preto (interior de Sao Paulo) para elegir su imagen preferida.

“Me gusta mucho una foto 3×4 en la que yo tendría 10 u 11 años y que ilustra el momento de división entre la inconsciencia del niño hacia la conciencia de la familia que tenía, hacia dónde podía ir”, contó el exfutbolista en referencia a la primera imagen del libro.

– La sombra de Sócrates –
Gran parte de aquellos seis hijos nacidos del matrimonio entre don Raimundo, un funcionario procedente del empobrecido noreste de Brasil que bautizó a sus tres primeros hijos con nombres de filósofos griegos y estimuló siempre sus inquietudes intelectuales, y doña Guiomar se encontraban en el patio de butacas.

Pero faltaba el mayor: Sócrates, el genial futbolista de los años 80, médico, activista por la democracia e intelectual polifacético que falleció en 2011 a causa de una infección intestinal, meses después de reconocer sus problemas con el alcohol.

rai brasil

Once años mayor que Raí, los dos hermanos debutaron en el Botafogo de Ribeirao Preto, adonde el benjamín de la familia acudió con 14 años a realizar una prueba ocultando que era familiar de Sócrates.

“Fue un privilegio tener un hermano como él. Aunque fue difícil, un desafío. Descubrí mi lado competitivo con 16 o 17 años, cuando vi que tenía talento, que me gustaba jugar y me fijé mi primer objetivo: hacerme mi sitio como atleta, pese a tener un hermano que ya era un ídolo”, explicó a la AFP el único miembro de la familia que cuenta con un Mundial en su curriculum.

– La Copa que no levantó –
En el libro se suceden fotografías personales, profesionales y recortes de prensa de los éxitos de Raí con el inolvidable Sao Paulo de Telé Santana o de su conquista de París, donde logró, entre otros, una Recopa de Europa, un campeonato francés, dos Copas de Francia y dos Supercopas.

Un hueco especial merece igualmente el Mundial logrado con Brasil en 1994, pese a que los recuerdos sean agridulces para Raí, que comenzó el torneo como capitán, pero acabó perdiendo su lugar en el equipo titular y el brazalete a manos de Dunga, hoy seleccionador brasileño y quien levantó la Copa en Los Ángeles, ya que él no disputó la final.

La vida personal de quien fuera uno de los futbolistas preferidos por las mujeres también fue vertiginosa. A los 18 años, aún en el equipo de su ciudad, Raí tuvo la primera de sus tres hijas y a los 33, dos años antes de retirarse, ella le hizo abuelo.

Jubilado del fútbol profesional desde el año 2000, Raí ejerce de empresario aunque dedica gran parte de su tiempo a la ONG Gol de Letra, que fundó junto a Leonardo en 1998 y que ahora brinda asistencia y formación a más de 2.000 niños y jóvenes brasileños en situación de vulnerabilidad. AFP

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Internacional