Connect with us

Baloncesto

Tim Dunca, el compañero del año en la NBA

Está claro que el basquetbol es un deporte de equipo, y que es necesario tener la clara idea que para tener éxito en este deporte, se requiere compartir las tareas, las responsabilidades, y por supuesto, también los logros.

Esas son algunas de las razones por las que los jugadores de la NBA eligieron a Tim Duncan como el ganador del Premio Twyman-Stokes como compañero del año. Este premio reconoce al jugador galardonado como el mejor coequipero, basado en el estilo de juego, el manejo de la persona dentro y fuera de la duela, su liderazgo como mentor y ejemplo a seguir, considerado de este modo por otros jugadores de la NBA, así como el compromiso y dedicación mostradas al equipo.

Un panel de jugadores legendarios nominaron a seis jugadores de cada Conferencia para recibir el premio, y casi 300 jugadores NBA enviaron su voto de manera confidencial, en un proceso que manejó la propia liga.

Duncan ha sido un jugador invaluable para la franquicia de los Spurs, ayudando al equipo a alcanzar la postemporada en las 18 temporadas en las que ha sido parte de él, además de ganar cinco campeonatos. La campaña pasada, fue elegido por 15ta ocasión al Juego de Estrellas de la NBA y también recibió su nominación 15 al equipo defensivo ideal de la liga.

Jack Twyman y Maurice Stokes, cuya amistad trascendió el haber alcanzado el Salón de la Fama, son honrados cada año con un premio que lleva su nombre y que reconoce al compañero idea.

Twyman y Stokes jugaron juntos para los Rochester/Cincinnati Royals de 1955 a 1958. En su último partido de la temporada 1957-1958, Stokes sufrió una lesión que lo llevó a estar en coma días después, dejándolo permanentemente paralizado.

El diagnóstico fue un traumatismo post encelopático, una lesión cerebral que le causó un daño a su desempeño motriz. Stokes fue ayudado el resto de su vida por Twyman, quien no sólo se convirtió en su defensor sino en su guardian legal. AFP

Deja tu comentario

Recomendamos - Baloncesto