Connect with us

Fútbol Internacional

Descubren estafa millonaria en construcción de estadio mundialista de Brasil

La policía brasileña señaló un supuesto fraude en la licitación que entregó a la gigante Odebrecht el contrato para la construcción de uno de los estadios del Mundial-2014.

Odebrecht, gigante del ramo de la construcción en Brasil y Latinoamérica, elaboró el estudio de viabilidad para la licitación del estadio Arena Pernambuco, en la que después participó y ganó.

“Supo lo que se pretendía [con el estadio] y tuvo tiempo para trabajar en él por más de un año” mientras que “otras empresas que podían competir tuvieron apenas 45 días” con exigencias “casi imposibles” de cumplir, explicó el superintendente de la Policía Federal (PF), Marcelo Diniz.

El estadio, ubicado cerca de Recife, capital de Pernambuco (noreste), presuntamente fue además construido con un sobrecoste de al menos 42,8 millones de reales (hoy 12,2 millones de dólares), según la PF.

“La empresa tiene la convicción de la plena regularidad y legalidad del referido proyecto”, reaccionó la compañía en un correo electrónico remitido a la AFP.

El gobierno de Pernambuco, que firmó el contrato para construir el estadio, indicó también que la obra fue aprobada por los órganos fiscalizadores.

En un comunicado reproducido por los medios locales, aclaró que Odebrecht fue el “autor de un estudio de viabilidad” para hacer el estadio, que es necesario para llamar a la licitación de la que después participó, lo que es válido por ley. Pero la policía encontró indicios de que se formó una “organización criminal con el objetivo de corromper agentes públicos, de obtener, mediante fraude, financiamiento, y de cometer fraude en licitaciones”.

El Arena Pernambuco, con capacidad para 46.000 espectadores, costó 532,6 millones de reales (hoy 152 millones de dólares), aunque según la prensa, el valor de la obra pudo ser realmente de 796 millones (227 millones de dólares), pues Odebrecht exigió 264 millones (75 millones de dólares) más para garantizar la obra para la Copa Confederaciones de 2013.

El estadio albergó cinco partidos del Mundial-2014 y tres de la Copa Confederaciones.

Además, el grupo Odebrecht es investigado por la justicia por su presunta participación en la trama de corrupción en la estatal Petrobras, mediante el cual un grupo de constructoras brasileñas manipuló licitaciones para obtener contratos con la petrolera pagando sobornos a sus funcionarios y a partidos políticos.

Su presidente, Marcelo Odebrecht, fue arrestado en junio por este caso. AFP

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Internacional