Connect with us

Bla Bla

¿Y dónde está el recogepelotas?

¿Y la pelota?, ¡sepa judas! Una frase muy popular para los que alguna vez jugamos potra en las polvorientas calles de la capital, hoy al parecer la expresión se ha puesto muy de moda en los diferentes escenarios deportivos, ya que balón y recogepelotas como por arte de magia tienden a “desaparecer” cada vez que la ventaja la mantiene el equipo local.

No hay peor detalle que “encachimbe” más a un jugador o miembro del cuerpo técnico durante un evento futbolístico, que ver como el sinnúmero de balones existentes previo a un juego, se evaporan cada vez que el resultado no les sonríe y más cuando el cronometro continúa su marcha inexorable hacia el término del choque.

Lo anterior pude observarlo en los diferentes escenarios deportivos donde se llevaron a cabo los juegos de primera división, y aunque considero que es un as bajo la manga que tiene derecho a utilizar el equipo local, siento que es una falta de respeto para el público que paga por observar un platillo deportivo y no para ver cómo se “bajan el canasto” los futbolistas y los denominados recogebalones.

Para muestra un botón… En la “cachimbeada” que merecidamente le “clavó” Honduras Progreso al Olimpia, el viernes pasado, al guardameta Noel Valladares, poco le faltó para sonarle los “mocos” a un utilero del conjunto progreseño, ¿La causa?, quiso igualar o mejorar la fórmula del técnico motagüense Diego Vásquez , escondiendo un balón cuando el club progreseño mantenía la ventaja en el resultado.

Paradójicamente y como el tema de los recogebalones se ha vuelto una moda, el entrenador del Motagua, uno de los “expertos” en materia de “pelotas extraviadas”, puso punto y final a su conferencia de prensa el domingo anterior, únicamente porque un colega periodista quiso descubrir el “misterio” acerca de cómo hacer desaparecer los balones y los recogepelotas en apenas 90 minutos de compromiso.

Por: César Rosales
@cesarcafu

Deja tu comentario

Recomendamos - Bla Bla