Connect with us

Bla Bla

“Cuatro pelones”

La primera jornada de la Liga Nacional Profesional nos dejó varios goles, sorpresas y “cuatro pelones” en las gradas de los estadios en las tres ciudades en donde se jugó fútbol. Los colosos de hierro y cemento, al nomás iniciar el torneo liguero, lucen vacíos, así como ha sucedido en los últimos años.

El pasado sábado, en horas de la tarde, con excelente clima y en el partido inaugural entre Victoria y Platense, al estadio Ceibeño únicamente llegaron 500 aficionados, primer juego y primer déficit del campeonato.

Los dirigentes del equipo ceibeño, aparte de bolsearse para pagar a los jugadores ahora tienen que andar ajustando para pagar el espectáculo que ronda entre los 50 y 60 mil lempiras, 20 mil menos de lo que se recaudó en La Ceiba.

Aunque se le ha llamado “deporte de multitudes”, el fútbol en Honduras ya no consigue despertar el mismo interés de los aficionados. Pero pese a que los estadios siguen vacíos, la demanda por el fútbol no ha disminuido, sino que ha ido migrando cada vez más hacia a la televisión, la radio, periódicos y redes sociales.

Sin temor a equivocarme, Honduras es el país en donde más programas deportivos de televisión y radio hay en América Latina, esto indica que la afición está ávida de permanecer informada de lo que sucede a su entorno.

No solo los clubes, también nosotros los periodistas deportivos añoramos los años en que los estadios en Honduras se podían ver fácilmente entre 12 y 15 mil aficionados por jornada.

La crisis económica, la delincuencia y los malos espectáculos están llevando al fútbol al caos, a la quiebra. Y recuerden que la afición cada día está mejor informada y cada vez es más difícil engañarla.

Deja tu comentario

Recomendamos - Bla Bla