Connect with us

Bla Bla

Con repelente para ‘uñudos’…

Por: Rodolfo Herrera
Más

La dirigencia del equipo Juticalpa, FC, inauguró el estadio “Juan Ramón Brevé Vargas”, una instalación que reúne todos los requisitos para un equipo de primera división y ojalá en un futuro puedan haber partidos oficiales de la selección nacional, una vez que cuente con la valla que lo divide con las graderías.

El 4 de junio de 2008, se hizo la solicitud a la Corporación Municipal de la construcción del estadio para albergar a 20 mil personas a un costo de unos 40 millones de lempiras.

Hay obras que parecen inalcanzables en Honduras, porque se tiene la costumbre que debe haber ganancia personal para hacer algo. Sin embargo, la iniciativa del sacerdote de la orden franciscana Alberto Gaucci, un hombre probo, sabía que si los fondos se manejan con honestidad el estadio sería una realidad.

Y es que el cura actuó en fe, porque todo comenzó sin tener fondos, pero el grupo de personas que lo rodeaban también creyeron en el ambicioso proyecto.

Comenzaron las actividades en diciembre del 2008 y poco a poco se fueron sumando más personas, sin uñas largas, olanchanas residentes en la zona y Estados Unidos, para darla forma al proyecto. El padre Gaucci sabía invertir cada centavo y hasta el gobierno se involucró y puso su parte para hacer realidad, lo que una vez fue un sueño de Gaucci.

El sueño de muchos olanchanos y del sacerdote se cumplió y ahora con equipo y estadio de primera, la población se siente orgullosa. Si en Honduras existieran unos mil Alberto Gaucci tuviéramos estadios, hospitales, buenas escuelas, polideportivos y tantas cosas que no se hacen por falta de transparencia.

Deja tu comentario

Recomendamos - Bla Bla