Connect with us

Embajadores

Dos jóvenes hondureños viajaron a jugar a España

Con la ilusión de sobresalir en el fútbol de Europa, viajaron a España, los jóvenes Arnold Barahona y Gustavo Zelaya, quienes trabajarán en la fundación Marcet y buscarán llamar la atención de clubes para ser contratados.

Los infantes catrachos pertenecen a la academia de fútbol Juventud Henerma, que dirige el técnico Néstor Rodrigo Matalama y partieron ayer desde la ciudad de San Pedro Sula, para realizar una prueba.

Matamala, detalló que ya son ocho los futbolistas de su academia que viajan a culminar su formación deportiva en la Fundación Marcet de Barcelona, España.

“Nosotros con recursos limitados hemos llevado a ocho niños catrachos a Europa, por qué no lo puede hacer la liga un organismo de llevar más jóvenes, el apoyo de los padres es poco, estamos trabajando fuerte y cada año mandar más niños y que estas familias puedan tener una mejor vida, esto me da una gran satisfacción personal, me alegra más que los títulos que logré en mi época de jugado”, dijo Matamala.

“Es un gran triunfo para el fútbol hondureño y un compromiso para seguir trabajando, la colonia catracha está cada año creciendo, ya son ocho con ellos, Jonathán Rubio fue el primero y él ya está jugando en Portugal”, agregó.

“Tengo la seguridad que pronto varios hondureños estarán brillando en el fútbol europeo, pues ellos tienen condiciones y viajan con el deseo de sobresalir y ayudar a sus familias”.

matamala

Arnold Barahona de 14 años de edad y que se desempeña como volante, no escondió su alegría por tener la gran oportunidad de su vida y manifestó que dará todo para poder quedarse en un equipo de Europa.

“Desde los siete años estoy en la escuela de Matamala, sabía que tenía la posibilidad de viajar, pero que no sería tan pronto, es muy lindo, quiero triunfar y confío en Dios en que todo saldrá bien”, expresó Barahona.

Por su parte Gustavo Zelaya de 14 años, juega de volante de contención, también integra la academia de fútbol de Matamala desde sus siete años y en sus planes es poder hacer lo de su excompañero Jonathan Rubio quien ya juega en Portugal con gran suceso.

“En septiembre del año pasado me dijeron del viaje y ya es una realidad, vamos a trabajar fuerte para quedarnos y triunfar en el fútbol extranjero, es mi sueño y voy a luchar por hacerlo realidad”.
Ambos jóvenes fueron despedidos por sus familiares y técnico en el aeropuerto Ramón Villeda Morales de San Pedro Sula.

matamala 3

Deja tu comentario

Recomendamos - Embajadores