Connect with us

Béisbol

Adolecente francesa busca cambiar la historia del béisbol

Melissa Mayeux es una francesa de 16 años que desde hace unos meses reside y entrena en el ‘pôle’ de béisbol que su Federación posee en Toulouse. Su ficha indica que nació en Montigny-le-Bretonneux, cerca de París, que juega en la posición de campocorto y que su hermano mayor Dylan ya es internacional.

Según tres vídeos de Youtube puede batear y los medios locales afirman que lo hace con brillantez: al parecer, en un amistoso en Barcelona, logró impactar una bola lanzada a 146 kilómetros/hora por un joven dominicano. Es diestra, con ese brazo ‘dispara’ a 120 km/h, alcanza la primera base en 4,6 segundos, mide 1,71 y pesa 64 kilos. Su biografía, de momento, no va más allá, no la encontrarán en Wikipedia.

Es una desconocida, pero puede protagonizar una de los mayores logros del deporte mundial. En los últimos años muy pocos adolescentes han alcanzado las Grandes Ligas de Estados Unidos (MLB), apenas un centenar de europeos lo han logrado a lo largo de sus 86 ediciones y, sobre todo, ninguna mujer lo ha conseguido en toda la Historia. Tres altísimas barreras que Mayeux intenta saltar estos días de una tacada.
Publicidad

Este martes fue aceptada en el ‘registro de jugadores internacionales’ de la competición por lo que, a partir del próximo 2 de julio, puede ser contratada por cualquiera equipo. Para ganárselo, en agosto participará en el MLB’s European Elite Camp y luego trabajará con Barry Larkin, campeón en 1990 y 12 veces All-Star.

Lo más lógico sería que nadie se interesase. Su currículo es corto y dura la competencia, por lo que su futuro se intuye en la liga universitaria (NCAA) y en su selección en el Mundial de 2017. Pero su simple existencia ya es motivo de alegría. El béisbol, que, al contrario que el baloncesto o el fútbol, carece en Estados Unidos de liga femenina profesional, se ‘abre’.

La inscripción de Melissa Mayeux es una muestra, así como las recientes declaraciones del director de desarrollo internacional de las MLB, Mike McClellan. “Es una campocorto preparada, sin miedo, que domina todas las jugadas y se mueve muy fluida”, decía el dirigente, que admitía haber estado siguiendo los progresos de la jugadora gala desde hace dos años.

Los libros, en realidad, reservan páginas para otra joven: Mo’ne Davis. De 14 años, nacida en Pennsylvania, el año pasado fue la gran estrella de las Grandes Ligas júnior. Como lanzadora de Philadelphia, fue la primera jugadora en lograr una ‘blanqueada’ (un partido sin carreras del rival) y apareció a lo grande en la portada de Sports Illustrated. Era la 18ª niña que disputaba la competición nacional, la sexta que lo hacía como ‘pitcher’ y la primera que lograba tener un papel relevante. La prestigiosa revista la señaló como posible pionera en las MLB, aunque sus planes, por el momento, parecen ser otros. Según sus declaraciones, al acabar el instituto quiere seguir los pasos de su ídolo, Maya Moore: lograr una beca de baloncesto para la Universidad de Connecticut, jugar con las Huskies y brillar en la NBA femenina. (Cortesía de Elmundo.es).

Deja tu comentario

Recomendamos - Béisbol