Connect with us

Más de Honduras

VÍDEO: Victoria de Honduras entre las 10 mejores de la Copa América

La Copa América no tiene el prestigio regalado. No se trata sólo del torneo de selecciones más antiguo del mundo. Alrededor de la competencia hay una serie de partidos inolvidables a partir de equipos que dejaron una huella grande en el fútbol mundial. VER VÍDEO:

Han sido muchos los encuentros que han puesto de cabeza a la afición, uno de ellos se dio en un partido inédito entre un centroamericano y la potencia sudamericana y mundial, Brasil. Fue un 23 de julio cuando la Bicolor dirigida por Ramón “Primitivo” Maradiaga puso de rodillas al pentacampeón del mundo.

El torneo, que comenzó en 1916, tiene 43 ediciones encima y muchos encuentros que quedarán en la historia grande. Por un repaso en el archivo, no cuesta demasiado encontrar a los 10 mejores partidos de los últimos 30 años.

Así lo describe el sitio oficial de la Copa América:

Chile 4 – Brasil 0- 1987
El 3 de julio de 1987, la Selección chilena aplastó a Brasil en el partido definitorio del grupo B de la Copa América que se jugaba en Argentina. Fue un 4-0 demoledor. Los goles los hicieron Ivo Basay y Juan Carlos Letelier, dos cada uno.
Brasil, repleto de figuras como Careca y Romario, venía de ganarle 5-0 a Venezuela. Chile le había ganado a la Vinotinto por 3-0. Fue en la ciudad de Córdoba. Chile había aguantado todo el primer tiempo, cuidando su arco, con Roberto Rojas, el arquero, rompiéndola. A los 41 minutos del primer tiempo, los chilenos la metieron por primera vez. En el segundo tiempo, lejos de lo pensado, todo cambió: los trasandinos atacaron sin parar y metieron cuatro goles fantásticos.

Argentina 2 (2) – Brasil 2 (4)- 1995

El 17 de julio de 1995, en el estadio Atilio Paiva Olivera, en Rivera, Brasil y Argentina se enfrentaron por los cuartos de final. Los argentinos, dirigidos por Daniel Passarella, arrancaron con todo: a los 2 minutos, Abel Balbo metió el primero. Pero la alegría a Argentina le duró poco: a los 9 minutos, Edmundo lo empató. Pero Argentina siguió buscándolo y a los 29, con un golazo de Gabriel Batistuta, se volvió a poner en ventaja. Los dirigidos por Passarella hicieron un gran encuentro, pero cuando se terminaba, a los 81, Tulio la bajó con la mano y empató el partido, liquidando la ilusión de los argentinos. En los penales, con Taffarel atajando todo, Brasil pasó.

Brasil 3 – México 2- 1997
El 16 de junio de 1997 será recordado, para los mexicanos, como uno de los días más tristes de su historia futbolera. En Santa Cruz, Bolivia, arrancaron el último partido de la fase de grupos con plena ilusión y con un fútbol extraordinario. A los 13 y a los 31 minutos del partido, el Pájaro Hernández marcó los dos gritos que aventajaron a los mexicanos por 2-0. Parecía controlado, pero la segunda parte fue abrumadora de parte de los brasileños: Aldair, a los 47, Camilo Romero en contra, a los 59, y Leonardo a los 77 dieron vuelta el partido.

Colombia 2 – Chile 3- 1999
El 11 de junio de 1999 hubo un brillante partido de fútbol en Luque, Paraguay. Por los cuartos de final de la Copa América, Colombia y Chile dieron que hablar. Colombia arrancó ganando, a los 7, con un tanto de Jorge Bolaño. Pero el puro fútbol pudo más y a los 25 Pedro Reyes lo empató. Colombia volvió a sacar diferencia a los 35 y se fue al segundo tiempo ganando. El partido ya era espléndido, pero lo que le sumó más épica fue el coraje chileno: a los 50, Reyes convirtió el empate y, a los 65, Iván Zamorano lo definió.

Perú 3 (2) – México 3 (4)- 1999
El 10 de julio de 1999, ocurrió un primer tiempo de lujo. Perú construyó junto a México unos 45 minutos que fueron una verdadera obra de arte. A los 6 minutos del primer tiempo, Roberto Palacios abrió la cuenta para Perú y apenas nueve minutos después José Pereda convirtió el segundo.
Todo parecía controlado por los peruanos, pero a los 28 y a los 33 el Pájaro Hernández empató el partido. Cuando el primer tiempo parecía que no podía aguantar más infartos, a los 43, Nolberto Solano hizo el 3-2.

El segundo tiempo arrancó lento, calmo y sin grandes sobresaltos, pero cuando terminaba, a los 87, Gerardo Torrado hizo el empate para los mexicanos, que luego vencieron en los penales.

Brasil 0 – Honduras 2- 2001
Probablemente el batacazo más grande de la historia del torneo. Pese a que Brasil no contaba con algunos jugadores clave como Cafú, Roberto Carlos y Romario en estos cuartos de final, nadie imaginaba que un equipo centroamericano podía dejar afuera al gigante de Sudamérica.
Después de un primer tiempo sin goles, Saúl Martínez abrió la cuenta en el complemento con un cabezazo. Brasil lo buscó pero no pudo llegar al empate.

El propio Martínez liquidó la historia sobre el final. “Yo, Luis Felipe Scolari, quedaré en la historia como el entrenador que perdió ante Honduras. Es horrible pero Honduras jugó mejor que nosotros y mereció la victoria”, dijo el entrenador de Brasil luego del partido.

Argentina 2 (2) – Brasil 2 (4)- 2004
En Perú, se vivió la final soñada. Brasil y Argentina, por el título. El encuentro no decepcionó a nadie. La Selección argentina, dirigida en ese entonces por Marcelo Bielsa, se puso en ventaja con goles del Kily González, de penal, tras una falta de Luisao sobre Lucho González, aunque el defensor recompensó su error para empatar el partido. Cuando faltaban tres minutos para el final, César Delgado puso el 2-1 para Argentina y parecía liquidar la historia. Hasta que apareció Adriano. En la última jugada del partido, llevó la historia a los penales. Después de algunas secuencias escandalosas que incluyeron la intervención de la policía, Brasil se hizo fuerte y festejó desde los doce pasos.

Chile 1 – Brasil 6- 2007
Chile iba en busca de la revancha. En la fase de grupos del torneo disputado en Venezuela, había perdido 3 a 0. Pero, en los cuartos de final, recibió una paliza histórica. Brasil era una máquina de hacer goles. En el primer tiempo, la historia terminó 3 a 0, con goles de Juan, Julio Baptista y Robinho, que terminaría el torneo como máximo goleador, con seis. En el complemento, el equipo de Dunga no desaceleró. Robinho, Josué y Wagner Love decoraron la historia. Humberto Suazo descontó, pero la humillación ya estaba consumada.

Uruguay (4) 2-2 (5) Brasil – 2007

Una memorable semifinal. Maicon, que en esa época era un lateral extraordinario, abrió el marcador. Pero Diego Forlán, otro que atravesaba un momento bárbaro, igualó la historia. De tiro libre, Julio Baptista puso el 2 a 1, pero el delantero Sebastián Abreu estableció el empate. Al partido no le faltó ningún condimento. Pero, desde los doce pasos, Brasil sacó pecho y le tiró la jerarquía encima a la Celeste.

Argentina (4) 1-1 (5) Uruguay – 2011
Fueron sólo dos goles, pero fue un partido que tuvo demasiados elementos en juego como para no considerarlo entre los mejores. Diego Pérez saltó más alto que nunca a los 38 minutos para abrir el marcador. En Argentina, la presión se devoraba al equipo que dirigía Sergio Batista.

Pero la respuesta llegó de manera rápida cuando Lionel Messi le puso un pase perfecto a Gonzalo Higuaín, que marcó el 1 a 1 de cabeza. En los penales, Tevez, uno de los grandes ídolos argentinos, falló el penal y Martín Cáceres le dio la gloria al conjunto de Oscar Tabárez, que pasaría a las semifinales y se quedaría con el título en el Monumental unos días más tarde ante Paraguay.

Deja tu comentario

Recomendamos - Más de Honduras