Connect with us

Boxeo

Cubano Lara pide enfrentarse a los mejores del mundo

Con su técnica exquisita y un boxeo sin manchas, Erislandy Lara pintó sobre el encerado del Pavillion de Chicago una verdadera obra de arte. Solo que el público y muchos aficionados esperaban una reproducción grosera y, de ser posible, con algunas gotas de sangre.

Decir que Lara (21-2-2, 12 KO) derrotó a Delvin Rodríguez (28-7-4, 16 KO) por decisión unánime sería faltar a la verdad de lo que sucedió en la velada de Premier Boxing Champions transmitida a todo el país por el canal Spike TV.

Cabría mejor afirmar que el campeón de las 154 libras, vía Asociación Mundial, desarmó a Rodríguez de tal manera que posiblemente más nunca vuelva a subirse a un cuadrilátero en su vida, al menos no para un combate de envergadura.

“Este es un hombre que puede darle dolores de cabeza a Floyd Mayweather”, llegó a afirmar en un momento el excampeón del mundo, Antonio Tarver. “Es brillante”.

Desde el primer asalto quedó claro quién era el mejor hombre sobre el ring y Lara anunció lo que traía con un par de combinaciones que sorprendieron al púgil dominicano, que ya nunca sería una amenaza real ni tendría peso en la acción.

Lara hizo cuanto le vino en gana y hasta se dio el lujo de llevar a Rodríguez a la lona en el sexto asalto, para no hablar de momentos en el octavo y 11no rounds en que lo estremeció por completo.

Para que se tenga una idea del dominio de Lara baste decir que conectó el 64 por ciento -tiró 609 y le llegaron 233- de sus golpes de poder, una cantidad solo igualada por otro virtuoso como Floyd Mayweather, además de mostrar una defensa esmerada, limpia.

Y, sin embargo, queda un sabor no del todo agradable, porque esa superioridad de Lara no se tradujo en un nocaut como todos los que le siguen esperaban, y el hecho de que Rodríguez terminase en pie no es precisamente una medalla de honor para el cubano.

“Hicimos trabajo duro, lo dominé, pero no lo pude acabar”, explicó Lara luego de que le levantaran la mano de triunfador. “Ahora quiero a Cotto, Golovkin, Mayweather. Quiero a los mejores”.

De acuerdo con fuentes cercanas al equipo de Lara, esta pelea contra Rodríguez era apenas un bocado de apertura para el plato fuerte de un combate de mayor envergadura en la segunda mitad del 2015.

Como pertenece al establo del poderoso consejero Al Haymon, todo puede suceder en el futuro de Lara y habría que esperar por el cercano anuncio del próximo rival de Mayweather, quien dice peleará en septiembre por última vez.

Siempre se supo que Rodríguez no se encontraba cerca de la clase de Lara y en sus últimos dos compromisos había perdido y empatado, primero contra el campeón Miguel Cotto en octubre del 2013 y luego contra Joachim Alcine en mayo pasado.

Lara es reconocido como uno de los mejores púgiles del momento y Rodríguez nunca fue considerado un oponente de grandes pretensiones -aunque sí trabajador en el ring-, ni poseedor de una pegada de respeto, pero al menos puede darse un golpe de pecho que terminó en pie una pelea que no debió pasar del quinto asalto. (Cortesía de Elnuevoherald.com).

Deja tu comentario

Recomendamos - Boxeo