Connect with us

Fútbol Nacional

Mantener un equipo no es cuestión de “fichas”

Los directivos de los clubes de fútbol normalmente están expuestos a muchos cuestionamientos, y pocas veces se les reconoce el esfuerzo que hacen para mantener a un equipo, y es que hacerlo no cuesta dos centavos.

El verdadero dirigente, no es aquel al que le gusta salir en los medios y ganar protagonismo, sino que es aquel que cada fin de mes saca la chequera para aportar un poco de lo mucho que implica mantener una escuadra en primera división.

Los gastos para sostener un club son muy altos, sin importar que se trate de un representativo de bajo perfil, al menos la erogación es de un millón de lempiras mensuales entre pago de salarios a futbolistas, cuerpo técnico y otros aspectos que se desconocen y que a continuación explicaremos porque tener un equipo es mucho más que el pago de los protagonistas.

Los aurinegros cuentan con una de las plantillas más altas de la Liga Nacional.

Los aurinegros cuentan con una de las plantillas más altas de la Liga Nacional.

SUELDOS
Sin duda alguna que pagar la plantilla y cuerpo técnico es la salida más alta, un club de los llamados grandes eroga al menos dos millones de lempiras mensuales, de los cuales 1.7 quedan en manos de los jugadores y cuerpo técnico.

Un club de tabla media hacia abajo puede reducir estos costos incluso hasta ocho cientos mil lempiras por la diferencia que hay en relación a los rivales y además este tipo de equipos no poseen personal administrativo, ya que el gerente acostumbra a realizar diversas funciones para acortar costos.

Lo que muchos desconocen es que los equipos tienen otros grandes gastos como el pago de personal administrativo, que aunque sus salarios sean más bajos que el de los jugadores tiene otras prebendas como el catorceavo, aguinaldo y prestaciones sociales.

Equipos como Marathón que tienen su propio estadio a los gastos debe sumarle la mantención del inmueble.

Equipos como Marathón que tienen su propio estadio a los gastos debe sumarle la mantención del inmueble.

OTROS GRANDES GASTOS
Tampoco se toma en cuenta que los clubes deben pagar energía eléctrica y todos los otros servicios públicos en caso de tener una sede. Encima tener oficinas lleva implícito la compra de materiales para el desarrollo de las labores.

Otro de los aspectos que se ignora es que los equipos cubren los pagos de apartamentos de los extranjeros que normalmente viven en lujosas zonas y en ese combo también entran algunos nacionales.

Las negociaciones de varios jugadores incluyen elevadas primas, pago de pasajes aéreos en base a objetivos conseguidos.

MANTENIMIENTO DE COMPLEJOS DEPORTIVOS
Mucho se ha cuestionado a Olimpia porque siendo el club más laureado del fútbol hondureño no tiene instalaciones propias donde entrenar, sin embargo si lo analizamos detenidamente hasta aquí parece que la medida ha sido inteligente.

Los desplazamientos a las distintas localidades les salen caro a los clubes.

Los desplazamientos a las distintas localidades les salen caro a los clubes.

Mientras Motagua, Real España y otros clubes se gastan mensualmente fuertes cantidades en el mantenimiento de sus respectivos complejos deportivos, los blancos han preferido optar por otra vía y esto les ha permitido utilizar los fondos que les han dejado la venta de jugadores en consolidar la economía de la institución.

Mantener las instalaciones incluye la contratación de un ingeniero que pueda garantizar que la grama de los campos este en óptimas condiciones, además de la compra de insumos que se necesita para tal labor y contar con personal que este pendiente de los cuidados especiales.

También hay que dotar el gimnasio de los requerimientos que exige el fútbol moderno para contar con atletas de primer nivel, en fin una serie erogaciones que son bastante altas.

VIAJES
Un equipo de la Liga Nacional debe viajar al menos dos veces al mes fuera de casa y hacerlo con un día de anticipación al encuentro, incluso en la desorganización de la Liga Nacional se han dado casos de clubes que salen tres veces consecutivas.

Los clubes invierten fuertes cantidades en el cuidado de sus sedes.

Los clubes invierten fuertes cantidades en el cuidado de sus sedes.

Por citar un ejemplo para un club capitalino viajar a La Ceiba representa un gasto entre 70 y 80 mil lempiras, incluyendo transporte hotel y alimentación, cifra nada despreciable considerando la economía del país.

Y si por una falla en el calendario ese mismo club tres días después debe jugar en San Pedro Sula, eso significa que los gastos se elevan considerablemente porque debe pagar dos días más de hotel y alimentación.

A continuación detallamos lo que se puede
gastar mensualmente en un club de primera división

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Nacional