Connect with us

Fútbol Internacional

FOTOGALERÍA.- Barcelona se echa a las calles para celebrar un triplete de “ensueño”

Miles de aficionados con banderas y camisetas azulgranas se echaron las calles de Barcelona para celebrar la quinta Liga de Campeones ganada ante la Juventus de Turín (3-1) y el segundo triplete del club.

“Nadie se esperaba esto a principio de temporada pero los últimos meses fueron espectaculares. Es un sueño, todavía no me lo creo”, explicaba Eduard Ocaña, un estudiante de 23 años en el centro de la capital catalana.

“Me alegro mucho por Xavi que jugaba su último partido y tenía que despedirse de esta manera”, apuntaba Maria Rovira, una mujer de 49 años acompañada de su marido y su hija, todos con banderas del Barça.

Las calles de la ciudad, casi desiertas durante la final ante la Juventus de Turín (3-1), se vieron tomadas por una muchedumbre de color azulgrana que hacía sonar los cláxons de coches y motos, encendía bengalas y lanzaba petardos.

El punto de encuentro era la fuente de Canaletas, al comienzo de las famosas Ramblas de la ciudad, lugar de celebración de los títulos del Barcelona, que pronto se comenzó a ambientar con cánticos de “campeones”, ovaciones a jugadores como Leo Messi o Xavi Hernández y los habituales recuerdos hacia el eterno rival, el Real Madrid.

“Ellos ganaron la décima el año pasado, nosotros tenemos ya cinco y con Messi en este estado, los vamos a atrapar en poco tiempo”, decía Martín Esteve, un chico de 21 años con una camiseta de Andrés Iniesta.

Aunque muchos se veían favoritos antes del partido, el gol italiano de Álvaro Morata, exjugador del Real Madrid, sembró de nervios a la afición catalana, que durante unos minutos vio peligrar el ansiado triplete del Barcelona, el primer club en la historia que lo consigue en dos ocasiones tras la de 2009.

“Nos hicieron sufrir un poco, los equipos italianos siempre son duros. Tuvimos muchas ocasiones para estar más tranquilos pero su portero, Buffon, estuvo muy bien”, celebraba Toni Martí, un funcionario de 62 años que ondeaba una enorme bandera del Barça.

“Es una gran epopeya. No veremos algo así en mucho tiempo, tenemos que saborearlo y celebrarlo como Dios manda”, añadió.

Una vez saboreado el título en Berlín, el equipo debe volver el domingo a Barcelona donde está prevista una celebración por las calles de la ciudad que culminará al anochecer en el estadio Camp Nou.

 

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Internacional