Connect with us

Bla Bla

¿Y la gasolina de avión?

Sin duda alguna que la conclusión del torneo de Clausura 2014-2015 dejó con cierta amargura al técnico del Motagua, Diego Vázquez, reflejo de esto fue su ausencia en la conferencia de prensa y la decisión de dejar plantada a la Liga Nacional, al no presentar a su equipo en la premiación al segundo lugar.

¿Soberbia, humildad o arrogancia?, cualquiera de estos podría ser un calificativo para el entrenador argentino, pero no podemos obviar que con esto solo le faltó el respeto a una afición que durante todo el certamen estuvo en las buenas y en las malas, y el domingo se merecía al menos una explicación como consuelo a su frustración.

Considero que la mejor salida de Vázquez hubiese sido dar la cara en el último juego de la gran final, tomando en consideración que preguntas como “dónde quedó el retrovisor”, “se terminó la gasolina de avión”, o “quién tiene que encender la luces altas” quedaron en el aire y no fueron evacuadas por la prensa deportiva.

“Para los que decían que estamos en la curva descendente, le demostramos que este equipo tiene gasolina de avión y seremos bicampeones, porque estamos por méritos en la final haciendo puntos y clasificando con creces”, dijo Vázquez previo a las finales ante Olimpia.

Anteriormente y cuando le aventajó en un punto al entrenador merengue Héctor Vargas, este en tono jocoso le pidió encender las luces altas, ya que a su juicio, el punto era una garantía para comenzar a ver por el “retrovisor” a su archirrival capitalino.

Lo cierto es que a partir del próximo certamen, el estratega azul deberá trabajar más y hablar menos, considerando que Vargas comienza a “limpiar su retrovisor” y a despreocuparse por las “luces altas”, pues que sumó tres títulos, dos del certamen liguero y otro por la Copa Presidente, y si esto no arde, Olimpia tricampeón de las reservas.

Por: César Rosales
@cesarcafu

Deja tu comentario

Recomendamos - Bla Bla