Connect with us

Tenis

Nadal avanzan con paso firme

Los dos principales candidatos a levantar la Copa de los Mosqueteros en 2015, el serbio Novak Djokovic y el español Rafael Nadal, debutaron este martes con mano firme en el torneo que cruzará sus caminos en los cuartos de final.


En tres sets resolvieron cada uno de sus compromisos, contra el veterano finés Jarkko Nieminen el serbio y frente a un joven prometedor francés Quentin Halys el español, sin que ninguno de los dos partidos permita sacar conclusiones.

Djokovic, que persigue sumar el único Grand Slam que le falta, solo tuvo una bajada de rendimiento en el segundo set, en el que el finés sirvió, con 5-2 para ganar la manga. Pero el serbio reaccionó para remontar y hacerse con el partido en tres sets, 6-2, 7-5, 6-2.

Una muesca más en su impoluta temporada en la que solo ha perdido dos duelos, suma ya 23 triunfos consecutivos y su último tropiezo data ya de primeros de marzo.

Había más expectativa por ver a Nadal, que comparece con los peores resultados de su carrera desde que hace una década comenzó su reinado sobre Roland Garros, donde solo ha perdido un partido.

Enfrente tenía a un tenista que disputaba su segundo partido en el circuito profesional, un kamikaze que se jugó cada bola con una prometedora fuerza, pero que arriesgó tanto que apenas puso en aprietos al español, que acabó ganando 6-3, 6-3, 6-4.

“No he jugado mal”, dijo Nadal, empeñado en desmentir a quienes no le ven en condiciones de sumar su décima Copa de Mosqueteros, aunque reconoció que el partido no le permitió medir su momento actual.

Fue una experiencia similar a la que vivió el año pasado contra el austríaco Dominique Thiem, un “sparring” que se lo juega todo a un carta y no permite explayarse al campeón.

Su siguiente rival será otra de sus víctimas preferidas, su compatriota Nicolás Almagro, con quien solo ha perdido una vez de trece, en el torneo de Barcelona del año pasado.

Almagro alcanzó la segunda ronda tras derrotar al ucraniano Alexandr Dolgopolov por 6-3, 2-6, 6-4, 7-6(6).

Tampoco tembló para alcanzar la segunda ronda el español David Ferrer, que ante el checo Lukas Lacko sumó su triunfo 300 sobre tierra batida, 6-1, 6-3, 6-1.

El séptimo favorito, finalista en 2013, sigue sólido a sus 33 años y ahora tendrá enfrente a otro compatriota, Daniel Gimeno Traver, que avanzó a expensas del brasileño Joao Souza.

Será el cuarto intento de Gimeno Traver para vencer a Ferrer, que este mismo año le derrotó en Río de Janeiro.

El décimo favorito, el croata Marin Cilic, tampoco tuvo problemas para derrotar al holandés Robin Haase y meterse en segunda ronda.

Todo lo contrario que Grigor Dimitrov, cabeza de serie número 10, que como el año pasado tropezó de entrada, esta vez contra el estadounidense Jack Sock por 7-6(7), 6-2, 6-3.

En el cuadro femenino, Serena Williams fue un huracán en la central contra la checa Andrea Hlavackova, procedente de la fase previa y que perdió 6-2, 6-3.

Se medirá por un puesto en tercera ronda contra la alemana Anna-Lena Friedsam, que se impuso a la estadounidense Alexa Glatch, procedente de la fase previa, por 6-2, 4-6, 6-4.

Más problemas tuvo la checa Petra Kvitova, cuarta favorita, para deshacerse de la neozelandesa Marina Erakovic, a la que acabó venciendo por 6-4, 3-6, 6-4 en el partido que abrió la jornada en la pista central.

La ganadora de Wimbledon de 2011 y 2014, que llegó a París tras haberse apuntado el Masters 1.000 de Madrid, se medirá ahora contra la española Silvia Soler, que derrotó a la francesa Pauline Parmentier por 6-4, 6-3.

La sorpresa en el cuadro femenino la dio la canadiense Eugenie Bouchard, número 6 del mundo y semifinalista de la pasada edición, que cayó ante la francesa Kristina Mladenovic, 6-4, 6-4, una especialista en acabar con favoritas porque el año pasado venció en el primer partido a la entonces número 2 del mundo, la china Li Na. EFE

Deja tu comentario

Recomendamos - Tenis