Connect with us

Fútbol Internacional

Casillas, leves silbidos y ovaciones a la espera de su decisión

Iker Casillas, capitán del Real Madrid, cerró su temporada más dura por la hostilidad de un sector del madridismo que acude al Santiago Bernabéu, volviendo a escuchar silbidos cuando encajó los tres goles del Getafe, contrarrestados rápidamente con aplausos que acabaron en cerrada ovación al final.

El madridismo silencioso que acude al estadio de la Castellana hoy se hizo notar para apoyar a su capitán e intentar ayudar a tomar una decisión de continuidad. Casillas ya conoce de voz del club que van a fichar un portero y que está en su casa para continuar y cumplir los dos años de contrato que tiene firmados.

La situación vivida esta temporada en el Santiago Bernabéu, donde fue silbado en cada partido sin valorar el nivel de sus actuaciones, y el momento más crítico el día que se enterraron las opciones al título de Liga ante el Valencia, cuando los pitos fueron mayoría señalando a Casillas pese a no tener culpa en ninguno de los dos goles y el capitán respondió con gestos de desagrado, provocan que exista incertidumbre en su decisión.

Ante el Getafe pudo vivir Casillas su último partido en el Real Madrid, aunque en cada acto publicitario que ha protagonizado o a la salida de la ciudad deportiva de Valdebebas, ha asegurado que va a continuar en el club.

Cerró la temporada dedicando aplausos en pleno partido a la afición del Real Madrid que hoy se volcó con él. Se escuchó en varias ocasiones de nuevo el tan socorrido en el pasado “Iker, Iker, Iker” cada vez que realizaba una parada salvadora. Rescató una en los minutos finales, volando para desviar un potente disparo de Sarabia que provocó que la mayoría de los seguidores madridistas se pusiesen en pie para ovacionarle y ganar un nuevo pulso en la grada en torno a la figura del capitán. EFE.

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Internacional