Connect with us

Automovilismo

La Fórmula E llega a Berlín con duelo de brasileños en la cumbre

La Fórmula E -una serie con monoplazas de baterías eléctricas- llega a Berlín, a la penúltima carrera de la temporada, con un duelo de dos brasileños en la cúspide -Lucas di Grassi y Nelson Piquet Jr- y con plena satisfacción de los organizadores por la acogida que ha tenido la categoría en su primer año.

Según el consejero delegado de Fórmula E Holdings, Alejandro Agag, ha habido llenos en todos los circuitos y la serie despierta interés tanto en la parte deportiva como en la parte de innovación técnica.

“Interesa la parte deportiva por los nombres que antes estaban en la Fórmula 1 y ahora están en la Fórmula E”, dijo Agag en una entrevista con EFE.

El nombre de Nelson Piquet Jr. es uno de los casos que remiten a viejas glorias de la Fórmula 1. Otros son Bruno Senna o Nicolas Prost.

“Las nuevas generaciones corren en la Fórmula E”, dijo Agag con una sonrisa en la boca.

Sin embargo, lo especial de la Fórmula E, pese al apretado duelo entre Di Grassi y Piquet que llegan a Berlín separados apenas por cuatro puntos, está en lo relacionado con la innovación técnica y con su relación con el medio ambiente.

“Lo más importante es la parte de innovación y la vinculación con el medio ambiente”, dijo Agag.

Eso es lo que le da un atractivo especial a la serie con respecto a otras carreras y lo que le da posibilidades de éxito.

Ya en la primera temporada, según Agag, se ha logrado recabar mucha información sobre la regeneración de las baterías mientras se corre y en ese aspecto existen resultados que podrían aplicarse ya a los coches de la calle.

Los planes de futuro de la serie están montados sobre el atractivo que puede despertar la innovación de los bólidos eléctricos y, sobre todo, sobre los progresos técnicos que se esperan para los próximos años.

Así, por ejemplo, actualmente las baterías no alcanzan para una carrera completa. Eso obliga a que los pilotos cambien no monoplaza en plena carrera.

“Teóricamente se podría cambiar la batería pero es mucho más complicado”, explicó Agag.

La complicación está en que las baterías están encerradas en cajas de seguridad que no son fáciles de abrir por lo que en la práctica resulta más sencillo cambiar de monoplaza.

El cambio de monoplaza implica un desafío estratégico para los equipos y, de paso, devuelve a los espectadores a una época remota en la que en la Fórmula 1 también se podía cambiar de coche.

“Fangio ganó alguna carrera cambiando de coche”, dijo Agag.
“Ganó con el coche de su compañero”, dijo.

Sin embargo, los planes son que llegue el día en que las baterías alcancen para una carrera completa y que en la Fórmula E no haya necesidad de cambiar de monoplaza.
Para ello, según Agag, se necesitarán cerca de cinco años.

“En la quinta temporada la idea es tener monoplazas que hagan la carrera con una sola batería”, dijo.

Los pilotos no sólo podrán terminar la carrera con un solo monoplaza sino que estarán obligados a hacerlo, lo que implicará seguramente también un desafío estratégico para que la energía de la batería alcance para todo el trayecto.

A largo plazo, la serie debe servir para ayudar a que la gente se acostumbre a la idea de que se puede comprar un coche eléctrico y no necesariamente un coche de combustión.

Para ello, según admitió Agag, es claro que el precio de las baterías tienen que bajar para lo que será necesaria más investigación y más procesos de innovación.

El escenario de la carrera en Berlín será parte de la pista del viejo aeropuerto de Tempelhof.

“Queríamos trayecto en espacios urbanos en todas partes pero no necesariamente carreras en la calle. Conocía este aeropuerto y me pareció interesante que la carrera se hiciera aquí”, dijo Agag

Deja tu comentario

Recomendamos - Automovilismo