Connect with us

Más de Honduras

Tribunal Superior de Cuentas de Honduras destapa corrupción en el Inmude

Una auditoría financiera y de cumplimiento legal practicada el Tribunal Superior de Cuentas (TSC) en el Instituto Municipal de Deportes (Inmude), de San Pedro Sula, devela una serie de irregularidades que amerita la notificación de pliegos de responsabilidad civil y administrativa.

El ente contralor del Estado notificó a la Junta Directiva del Inmude el informe No. 065-2014-DAM-CFTM-A, que detalla las irregularidades encontradas. Por lo anterior procede deducir la responsabilidad civil y administrativa a los funcionarios y empleados involucrados, que implica la obligación de resarcir el millonario perjuicio económico ocasionado al Estado.

El TSC examinó los montos por concepto de ingresos, que ascienden a 142, 846, 823,18 lempiras, correspondiente al período del 19 de noviembre de 2009 al 30 de junio de 2014. Mientras que los gastos auditados, en el mismo período, suman 87, 481, 732,77 lempiras.

Los recursos obtenidos por Inmude obedecen a recaudaciones generales por el cobro de arrendamiento de instalaciones deportivas, butacas, publicidad, transferencia municipal y otros servicios.

Hallazgos

En su auditoría el TSC constató irregularidades en la aplicación de las fórmulas de cálculo de valor de contratos suscritos en el 2014 por el arrendamiento de butacas de palco en los estadios Morazán y Olímpico, que originaron un perjuicio económico al Inmude por 1, 838, 020,87 lempiras.

COMODIN - copiaSe verificó que el cobro por arrendamiento de dichas butacas de palco no se realizó en base a los valores establecidos en el reglamento.

Para el caso por alquiler de 411 butacas de palco en el estadio Morazán, el valor cobrado fue de 1, 533, 646,99 lempiras, pero según la auditoría del TSC la cantidad correcta que debió cobrar el Inmude era de 3, 055, 975, 50 lempiras. Por lo tanto, el valor dejado de cobrar fue de 1, 522, 328, 51 lempiras.

En el estadio Olímpico, por 92 butacas se cobraron 379, 640,02 lempiras por el arrendamiento, la auditoría del TSC establece que correspondía cobrarse la cantidad de 695, 332, 38 lempiras. Por lo tanto, el valor dejado de cobrar fue de 315, 692,36 lempiras.

Irregular alquiler

Otra irregularidad detectada es que el Inmude no realiza gestiones de cobro por el alquiler de los estadios Morazán y Olímpico.

Se comprobó un desacato de compromisos de pago que establecen contratos suscritos con los clubes Real España, Marathón y la Fenafuth, por el alquiler de ambos estadios, lo que generó una mora.

Para  el caso, hay un saldo adeudado al 30 de junio de 2014 del Club Deportivo Marathón, que asciende a 173, 062, 50 lempiras. El Real España según contrato No. AI-049-10, registra una mora de 455, 071,00 lempiras. Por su parte, la Fenafuth aparece  con una deuda de 340, 000,00. Lo anterior ocasionó se genere un saldo total en mora de 968, 133, 50 lempiras.

 

Tucanes y Daddy Yankee

En su auditoría el TSC detectó irregularidades en el alquiler del estadio Morazán para espectáculos públicos, al comprobarse que los contratos suscritos no están de acuerdo a lo establecido en la tabla de precios vigente y, dicho valor está por debajo  del precio que debió ser cobrado.

Casos puntuales, se alquiló las instalaciones del estadio Morazán para la presentación del grupo musical mexicano los Tucanes de Tijuana y del también artista internacional Daddy Yankee.

Según la tabla vigente, en cada una de las presentaciones el Inmude debió cobrar la 120, 000 lempiras por alquilar el Morazán, pero cobró 70.000 lempiras. Esto generó un perjuicio económico de 50.000 lempiras por espectáculo, que en ambos conciertos asciende a 100.000 lempiras.

Más anomalías

Otra irregularidad  que encontró la auditoría del TSC refiere a que en el Departamento de Contabilidad del Inmude no se encontró la liquidación oficial de la Liga Nacional de Fútbol Profesional, que demuestre el pago del porcentaje estipulado en el contrato sobre el ingreso bruto de taquilla.

Por otra parte, al revisar los contratos que suscribió el Inmude con la empresa SERCON (CLARO), por el arrendamiento de un espacio físico para la instalación de equipo de telefonía móvil por la cantidad de 18,000 dólares al año y, pagaderos en cuotas de 1,500 dólares mensuales, no se encontró documentación de soporte del cálculo o base que se emplea para determinar el cobro a realizar, ni reglamento alguno que lo ampare o en su defecto del Plan de Arbitrios Municipales.

El TSC constató que los bienes inmuebles propiedad del Inmude no están soportados con sus respectivas escrituras públicas que garanticen la propiedad de los mismos; por lo que recomienda realizar los trámites respectivos para legitimar dichos inmuebles y que sean inscritos en el Registro de la Propiedad.

Otra anomalía refiere a que el reglamento de funcionamiento del Inmude está desactualizado.

Asimismo, se detectó un cálculo incorrecto en el pago de compensaciones sociales a empleados de Inmude y la no retención del Impuesto Sobre la Renta, que ocasionó un perjuicio económico por 96,313.42 lempiras.

En su informe del TSC enumeró una serie de recomendaciones que son de obligatorio cumplimiento por las autoridades de Inmude, para aportar en una eficiente y transparente gestión.

El presente informe fue notificado el pasado 20 de febrero, se subió recientemente a la página web del TSC, donde podrán encontrar mayor información.

http://www.tsc.gob.hn/Auditorias/Informes_de_Auditoria/Sector_municipal/CORTES/065-2014-DAM-CFTM-AM-A.pdf

Deja tu comentario

Recomendamos - Más de Honduras