Connect with us

Fútbol Internacional

Dos gigantes y dos sorpresas clasifican al Mundial Sub-17

Brasil y Argentina, dos gigantes del fútbol sub’17, que ocupan el primer y el tercer lugar en el ránking mundial de la categoría, lideran el torneo Sudamericano, en el que un sorprendente Ecuador se alzó con la tercera posición, mientras que Paraguay salvó in extremis su boleto a Chile y quedó cuarto.

Brasil se erigió como líder indiscutible y sus jugadores se permitieron festines de goles con dobletes e incluso tripletes en los partidos en los que lucieron su juego.

Argentina, por su parte, confió en sus goles para lograr una posición cómoda en el hexagonal final, que jugó a medio gas para obtener una segunda posición defendida con poca garra.

Ecuador, que ocupa el puesto 36 en el ránking mundial de la categoría, fue la gran revelación del torneo, y logró hacer sombra incluso a la todopoderosa Albiceleste, que venía como campeona.

La otra gran sorpresa vino de la mano de la anfitriona Paraguay, en el puesto 35 de la clasificación mundial, que hizo méritos en la primera fase de la competición y quedó como líder de su grupo con 8 puntos.

El líder del otro grupo en la primera fase, Uruguay, protagoniza la gran decepción del torneo, sin haber conseguido su pasaje a Chile pese a su meritoria segunda posición en el Mundial de 2011 que le valió la décima plaza en la clasificación internacional.

El Sudamericano dio su pistoletazo de salida el pasado 4 de marzo, con la presencia en la cancha del presidente de la FIFA, Joseph Blatter, y el titular de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), Juan Ángel Napout.

El campeonato dejó grandes goleadores, como el uruguayo Federico Valverde, en la órbita del Arsenal inglés, o el brasileño Leandro, máximo anotador del torneo.

Pese a ello, dos jugadores de la Verdeamarela, Caique y Zé Marcos, también fueron autores de errores garrafales que terminaron en goles en propia meta.

También hubo anécdotas, como la del peculiar baile de la “salsa choke” con el que los ecuatorianos celebraron cada uno de sus goles, o los cortes de luz que demoraron el inicio del partido entre Brasil y Uruguay en la tercera jornada de la fase final del torneo.

Chile, que será sede de la competición mundial, se marchó del Sudamericano con las manos vacías, sin anotar un solo punto aunque por su condición de anfitrión mundialista está clasificado de forma automática.

Los clasificados miran ahora hacia el Mundial, que se disputará entre octubre y noviembre en ocho sedes repartidas en diferentes localidades de Chile.

Además de los cinco sudamericanos, entre los equipos participantes se encuentran la temible Nigeria, vigente campeona mundial, y las selecciones de Guinea, Mali, Sudáfrica, Australia, Corea del Norte, Corea del Sur, Siria, Costa Rica, Estados Unidos, Honduras, México y Nueva Zelanda.

A ellos se unirán seis equipos europeos tras disputar un campeonato de clasificación que se celebrará el próximo mes de mayo en Bulgaria. EFE

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Internacional