Connect with us

Bla Bla

Desesperación

Por: Héctor ORELLANA

El campeonato Clausura avanza así como la desesperación de los dirigentes cuando miran a sus equipos en el fondo de la tabla general, y ya les parece verlo en la Liga de Ascenso. Cuando las cosas caminan mal, seguramente que así terminarán.

Esa misma desesperación hace que los directivos separen a sus entrenadores y a lo mejor sean otros los motivos por los cuales los equipos no logren buenos resultados. En un club todos son responsables, desde los jugadores y hasta los directivos, quienes a veces toman malas decisiones y muchas veces actúan más con el corazón que con la razón.

Honduras Progreso, para mencionarle uno de que ha venido de más a menos en el actual torneo, en el campeonato pasado se llevaba los elogios, pero en el actual todo ha sido diferente. Muchas podrían ser las razones; una, que no comenzó jugando sus partidos de local en El Progreso; otra, que sus jugadores que fueron llamados a la selección no supieron asimilar esa situación y otra podría ser el no haber asimilado esos elogios de parte de casi toda la afición.

El no saber exactamente lo que sucede es que lleva a los directivos a tomar decisiones como la de despedir a un entrenador, dos días después arrepentirse de la determinación, volverlo a llamar y una semana después volverlo a separar, como sucedió con Wilmer Cruz, quien después de ser un héroe, terminó como el villano. Y lo peor que en su puesto llevan a un técnico que ya dirigió como es Héctor Castellón en este torneo y según la ley no puede volver a dirigir a otro equipo.

Los dirigentes tienen que aprender de las experiencias y para la próxima saber tomar decisiones desde un principio para no andar queriendo arreglar las cosas a medio camino, porque muchas veces sale peor el remedio que la propia enfermedad.

Deja tu comentario

Recomendamos - Bla Bla